Las ciudades son responsables del 70% de emisiones de gases de efecto invernadero

Las grandes ciudades son las responsables del 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero al mismos tiempo «son lugares donde se pueden hacer las principales conquistas» en defensa del medio ambiente, destacó un informe dado a conocer hoy por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

«Resulta imperativo que comprendamos la forma y el contenido de la urbanización para que así podamos reducir nuestra huella», enfatizó el Reporte Global sobre Asentamientos Humanos 2011: Ciudades y Cambio Climático, presentado esta tarde en la ciudad de Aguascalientes, México, como parte de las actividades por el Día Mundial del Hábitat, que se celebra cada primer lunes de octubre desde 1985.

El trabajo reseñó además que la falta de agua afectará en America Latina a un total de 18 millones de personas hasta el 2020 y el hecho impactará especialmente en comunidades de países andinos, dependientes de agua de glaciares para consumo humano y generación de energía.

Si la temperatura mantiene los índices actuales, «el estrés hídrico podrá elevarse y perjudicar la vida de 79 millones de personas al 2050».

Además, el informe presenta las consecuencias del aumento del nivel del mar, la producción elevada de CO2 mundial (70%) por parte de las ciudades, el calentamiento global y lo que eso significa para los centros urbanos; entre otros asuntos.

Las vidas y el sostén de centenas de millones de residentes urbanos serán afectados por la adaptación o no al cambio climático en la próxima década. El cambio climático todavía no está en la lista de prioridades de planificación urbana en muchos de los países en desarrollo.

El organismo de la ONU llamó en el informe a «la cooperación entre representantes de la sociedad civil organizada, gobiernos locales, nacionales y actores preocupados» a tomar medidas para mitigar los efectos del cambio climático.

Para el 2050 «podría haber alrededor de 200 millones de personas desplazadas por el cambio climático». La ONU precisó que en la actualidad, «más de la mitad de la población del mundo vive en ciudades y pronto serán dos tercios», tras lo cual indicó que las crecientes demandas de los centros urbanos en términos de consumo y estilo de vida, «agravan el ritmo del cambio climático e incrementan los riesgos».

El informe hace un llamado a la acción para reducir los gases de efecto invernadero y promocionar más el medio ambiente sustentable y un desarrollo urbano más justo, porque de lo contrario «habrá una colisión mortal entre urbanización y cambio climático».

Esta colisión «ha sido, y continúa siendo alimentada por dos factores inducidos por las personas. El primero es la urbanización y el segundo es el impacto de los gases de efecto invernadero desencadenados por el desarrollo y la manipulación del medio ambiente».

«Las empresas urbanas, el uso individual de vehículos y el aumento de las poblaciones de consumo son las fuentes claves de los gases de efecto invernadero», indicó el informe.

Además, «si las ciudades son los centros críticos de influencia económica, poder político, legisladores y la cuna de la innovación técnica, es en ellas donde las alternativas serán diseñadas y probadas para promocionar las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero (mitigación)», puntualizó el pronunciamiento.

«La mitigación es la clave de la respuesta global, y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, su captura y almacenamiento han sido la clave de las respuestas políticas al cambio climático por más de dos décadas».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba