Lo que hallaron en este macabro cargamento es realmente deplorable

0001cocodriloss

La captura y comercio de especies de fauna y flora es una de las peores amenazas para la conservación de la naturaleza en muchas zonas del planeta. Las imágenes de cargamentos de marfil y cuernos de rinoceronte se siguen repitiendo pese a las normativas internacionales contra este tipo de actividades ilegales.

Una de las actuaciones policiales más sorprendentes de los que llevamos de año se produjo cuando la policía fronteriza de China descubrió en Fangchenggang (cerca de la frontera con Vietnam) un macabro cargamento.

La documentación presentada por el transportista no parecía corresponderse con los bultos que ocupaban el camión interceptado y la policía decidió abrir uno de ellos para hacer una comprobación rutinaria.

La sorpresa fue mayúscula: las cajas contenían los cuerpos congelados de 70 ejemplares de cocodrilo siamés (Crocodylus siamensis) y 88 colas -también congeladas- de esta misma especie, catalogada internacionalmente como en grave peligro de extinción (ver detalles en la Lista Roja de la UICN).

Los animales muertos y congelados estaban escondidos en cajas con protección térmica y etiquetadas como comercio de marisco. Un vídeo difundido por el canal chino de televisión CCTV-News muestra algunos de detalles de este espectacular decomiso.
 

 

La caza ilegal ha situado al cocodrilo siamés en la lista de especies más amenazadas del planeta. Las últimas poblaciones e esta especie en el medio natural se encuentran en Tailandia, Vietnam, Birmania y Laos. Durante los últimos años se han puesto en marcha en varios países granjas para la cría de esta especie, debido a que su piel se utiliza como materia prima para la fabricación de productos de cuero de lujo en el mercado internacional.

En la China está prohibida la captura de estos cocodrilos en el medio natural y su cría sólo puede realizarse con permisos especiales.

 

0001cocodrilosk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba