Los antibioticos potentes contaminantes

antibiotics_diarioecologia

Por: CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ. En los años recientes se ha comenzado a catalogar a los antibióticos como contaminantes emergentes ya que, si bien, han servido indiscutiblemente para el tratamiento de enfermedades, también es cierto que en muchas ocasiones se ha tenido un consumo y un desecho irresponsables de los mismos.

Los antibióticos son usados para terapia en humanos y en animales. Gran parte de estos antibióticos son liberados en el ambiente acuático, lo que representa un potencial riesgo para el ecosistema y para la salud pública, ya que pueden ser consumidos por los animales marinos o terrestres que, al momento de ser utilizados para el consumo humano, ponen en riesgo la salud de la población debido a que una pequeña dosis de antibióticos estaría siendo consumida.

Esto fue considerado como una amenaza grave por el Centro de Ecología Microbiana de la Universidad Estatal de Michigan en un estudio recientemente publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, en el que se evidencia el problema creciente a raíz del uso indiscriminado de antibióticos en el ganado de engorde en China.

Según un análisis de la Universidad Autónoma de Nuevo León (México), dichas dosis pueden provocar reacciones alérgicas como urticaria y asma; crear cepas resistentes a los mismos, y en algunos casos, aun en pequeñas dosis, estos residuos pueden ser carcinogénicos, teratogénicos, mutagénicos, causar inhibición o inducción enzimática e interactuar con otros compuestos presentes en el medioambiente.

Por otro lado, los antibióticos también pueden estar presentes en alimentos ya que después de la administración de un tratamiento veterinario aparecen en carnes y leche, dado que en muchas ocasiones no se respeta el periodo después del cual podrán obtenerse los productos para consumo libres de antibióticos.

Además, si la leche usada en la elaboración de derivados lácteos fermentados, como el yogur y el queso, contiene pequeñas cantidades de antibióticos, la capacidad de fermentación será inhibida, lo cual provocaría un producto de mala calidad y por ende, grandes pérdidas económicas para la industria láctea.

La problemática más alarmante es que muchos microorganismos patógenos pueden adquirir múltiple resistencia al ser sometidos a bajas concentraciones de antibióticos, lo que representa un serio problema para el ser humano.

Cada vez es mayor el número de casos en que antibióticos considerados eficaces dejan de serlo injustificadamente. La razón es la aparición de resistencia de los microorganismos a los medicamentos y se presume que una causa importante de dicha resistencia es la contaminación de las aguas con este tipo de biológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba