Los costos económicos del cambio climático

Hace algunos años se pensaba que el cambio climático era un fenómeno netamente ambiental. Hoy se entiende que está, en gran parte, asociado a la economía, tanto por ser la principal causante de la contaminación que produce la actividad productiva, como por verse ahora perjudicada por los costos elevados que representan las consecuencias.

Según estimaciones del Banco Mundial, sólo la contaminación del aire le cuesta al planeta  lo que equivale a casi un 2% del PIB—, mundial representados en costos médicos y pérdida de la productividad.

Uno de los grandes retos a nivel nacional y regional es poder alcanzar el desarrollo sostenible con el medio ambiente. Cualquier estrategia no se puede hacer sólo desde una región o país, sino que debe ser a nivel mundial como una visión conjunta que se implemente a través de políticas de desarrollo en las naciones.

Esto atañe a cualquiera de los sectores de la economía nacional y por eso hace parte del sistema económico, de la visión de desarrollo, y afecta a los ricos y a los pobres por igual. Por esta razón, el cambio climático, más que ambiental, tiene que ser visto como un tema de desarrollo.

Para lograr un trabajo eficaz se debe creer en la existencia de un problema y querer ser parte de la solución.  Tenemos una responsabilidad moral que nos obliga a encontrar una solución al problema que nosotros hemos creado.

Preocupación por la calidad del aire. En los países desarrollados, controlar la calidad del aire es un requerimiento del que se habla desde hace unos 40 años. Los avances en esta materia han sido tales que hoy los principales contaminantes del aire provienen del tránsito vehicular. Mientras que en países en desarrollo como el nuestro, la contaminación aún está asociada con los procesos industriales.

La contaminación del aire,  en todo el mundo se percibe que hay una preocupación por el calentamiento global, pero en países en desarrollo prevalece la idea de que el cambio climático es algo creado por los países ricos y son estos los que deben ir adelante para contrarrestarlo.

Falta conocimiento, pocos saben qué está contaminando, qué tipo de contaminación es peligroso y por dónde empezar a trabajar para mejorar; por supuesto hay recursos limitados. Por otra parte,  en estos países se da una urbanización muy rápida y a menudo llegan tecnologías que no son de primera calidad, lo que significa más contaminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba