Mazda CX-5 un SUV compacto y ecológico

Mazda_CX_5_crossover_ecológico_3

La presentación mundial del nuevo Mazda CX-5 en sociedad abre las puertas de una nueva era para la marca. Este SUV deportivo compacto es el primero de una nueva generación de productos de Mazda que lleva incorporado una tecnología llamada SKYACTIV que reducirá el consumo de combustible y morará las emisiones.

En el Mazda CX-5 se ha considerado una prioridad alcanzar unas prestaciones medioambientales excepcionales para un SUV compacto. El modelo diésel SKYACTIV-D 2.2 tiene un objetivo de emisiones de CO2 inferior a 120 g/km en su versión Standard Power, con tracción delantera y transmisión manual.

Otro de los puntos fuerte del Mazda CX-5 es los motores, ya que nos frece un 2.0 G SKYACTIV de 165 CV y con un consumo de 6 litros de gasolina a los 100 kilómetros. También nos ofrece el motor 2,2-D SKYACTIV de 150 CV. Por último, ambos motores llevan consigo una transmisión manual de seis velocidades y también el sistema Start & Stop.

Con una longitud de 4,54 metros, se sitúa sólo unos centímetros por debajo de su hermano el CX7, pero representa otro concepto de vehículo más funcional que aquel. En cuanto a su anchura es de 1,84 metros mientras que su altura es de 1,64 metros.

Esto hace que este nuevo modelo sea más grande que sus rivales más directos y básicamente los Ford Kuga y Volkswagen Tiguan. Por su parte, el Nissan Qashqai, el líder de este segmento, mide 4,31 metros e incluso la variante +2 de 7 asientos se queda por debajo de la medida del nuevo modelo de Mazda. Algo muy similar a lo que ocurre con el Mazda 3 y el resto de los compactos del mercado.

Mazda_CX_5_crossover_ecológico_19

Mazda_CX_5_crossover_ecológico_10

Mazda_CX_5_crossover_ecológico_12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba