Mexico reciclará boletas electorales

El reciclaje de boletas electorales representa un ahorro de 500 toneladas de madera y diez millones de litros de agua, aseguró el presidente de la Comisión de Desarrollo Sustentable de la Legislatura local, Ricardo Astudillo.
Por: Francisco Flores

Expuso que para la jornada electoral del 5 de julio de 2009, en Querétaro se mandó imprimir en papel bond blanco de 90 gramos un total de tres millones 623 mil 51 boletas electorales; es decir, un millón 208 mil 17 boletas para cada elección de: gobernador, diputados locales y ayuntamientos.

Por ello, el legislador aseguró que es viable su propuesta de reformar el artículo 116 de la Ley Electoral del Estado de Querétaro, pues de aprobarse y una vez concluido el proceso electoral, el Consejo General podrá ordenar la destrucción de estas boletas mediante alguno de los procesos de reciclaje existentes.

Resumió que esta iniciativa de ley responde a necesidades de certeza y preservación del medio ambiente, además traerá beneficios jurídicos, ambientales, así como, en último grado, económicos, pues al reciclar todas esas boletas permitiría recuperar una parte y no volverse doblemente costoso por la erogación en la impresión, almacenamiento e impacto ambiental.

En peso, indicó, la cantidad de papel que se utiliza representa aproximadamente 270 toneladas que, en el caso de ser reciclado, significa un ahorro aproximado de 500 toneladas de madera, extraídas de cinco mil 542 árboles y casi diez millones de litros de agua, que se traducen en un gran impacto ecológico.

Además, paralelamente se está proponiendo que otros materiales que son utilizados por los distintos partidos políticos en las campañas electorales, como lonas y gallardetes, sean donados para la fabricación de bancas de parques recreativos, así como contenedores de basura, mediante un proceso ecológico que ya realizan empresas especializadas en Querétaro.

En la actualidad, expuso, la Ley Electoral del Estado de Querétaro considera la obligación de imprimir las boletas electorales; sin embargo, no establece la obligatoriedad para que el Consejo General del IEQ las mande a hacer en papel reciclable y someterlas a un proceso de reciclaje al momento de su destrucción.

Astudillo Suárez resaltó que en México la cultura del reciclaje está en proceso de maduración y para poder consolidarla, es necesario que las instituciones públicas actúen con el ejemplo, utilizando métodos de reciclaje en su actuar cotidiano, en especial por la gran cantidad de ese tipo de material que se usa.

El papel es uno de los productos que tiene una mejor respuesta al proceso de reciclaje, pues se puede reutilizar hasta 11 veces, esto permite un ahorro de 45 por ciento de energía y 30 mil litros de agua por cada tonelada de papel reciclado que se produce, puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba