Mexico: Reserva ecológica del norte en peligro

Por. Estefany Araujo. La reserva natural protegida Cabo Pulmo, ubicada en el golfo de California, México, se encuentra en grave peligro debido al proyecto turístico llamado Cabo Cortés, construcción a cargo de la empresa española Hansa Urbana.

A causa de este proyecto, el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF) ha solicitado a las autoridades mexicanas desistan de permitir este proyecto.

La zona protegida se encuentra a tan sólo 17 kilómetros de los terrenos en los que se llevará a cabo la construcción.

Exequiel Ezcurra, concejero del WWF, ha señalado que la realización de este plan turístico cuasaría graves daños a la reserva natural que ha sido “descrita por la comunidad científica como la reserva marina más saludable del mundo».

«Es un proyecto mal autorizado, mal consultado, aprobado en contra de la opinión pública y de la opinión interna de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como de toda la evidencia científica que aconsejaba no autorizarla», apuntó Escurra.

Asimismo, señaló que permitir la destrucción de este ecosistema, cuya importancia es enorme, «sería un crimen para las generaciones futuras».

Por su parte, Omar Vidal, presidente de la WWF-México, manifestó su desacuerdo con el proyecto turístico y reveló que la estructura de éste será dos veces superior a la del municipio que recibe más turismo en el estado: Los Cabos.

La mitad de las 11 mil 026 habitaciones de Los Cabos permanecen desocupadas a lo largo del año.

El presidente de la WWF habló también sobre las ventajas que traen las reservas bien cuidadas como Cabo Pulmo: «un modelo de desarrollo ambiental, social y económicamente exitoso reconocido internacionalmente».

Por otro lado, las autoridades de la compañía Hansa han declarado que la construcción no afectará Cabo Pulmo y que todo se trata de una campaña de desinformación. El director del proyecto Jesús Guilabert, afirmó que la construcción crecerá ordenadamente en el transcurso de los años.

El área natural fue designada Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura en 2005, y está siendo defendida por organizaciones como Green Peace y Wildcoast.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba