Nicaragua inicia su independencia energética

El primer gran proyecto de energía eólica que se construye en Nicaragua, Amayo, iniciará sus operaciones comerciales el próximo 4 de enero, según informó Sean Porter, gerente del proyecto.

El costo de generación de este tipo de energía es de 8.625 centavos de dólar por kilovatio, mientras que la energía generada con combustibles tiene un costo de aproximadamente 18 centavos de dólar.

La proyección es que la entrada en operación de Amayo implique una futura reducción en la tarifa por consumo eléctrico. La dimensión del impacto que pueda tener la generación de Amayo en la tarifa es un aspecto que tendrá que dilucidar el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) en su carácter de ente regulador del sector.

El jueves pasado, David Castillo Sánchez, presidente del Consejo Directivo del INE, anunció una disminución del 6.4 por ciento en el costo de la tarifa, dado el desplome de los precios internacionales del petróleo.

El ente regulador aún no ha emitido un informe oficial acerca del posible impacto hacia la baja que pudiera tener en la tarifa la entrada en operaciones de Amayo.

YA ESTÁN INSTALADOS LOS AEROGENERADORES

Actualmente están completamente instalados 18 de los 19 aerogeneradores del consorcio Amayo.

Porter explicó que al último aerogenerador sólo le falta instalarle las hélices, lo cual se realizará en los próximos días. Cada aerogenerador producirá 2.1 megavatios.

Afirmó que están en un período de pruebas de los aerogeneradores y el próximo 4 de enero la planta se conectará a la red energética del país y empezará a alimentar el sistema de distribución energético.

La incidencia del proyecto en el sistema de generación de energía del país se percibirá a finales de enero, una vez superadas las primeras etapas de arranque, explicó Porter.

El proyecto eólico generará 40 megavatios. El sistema de generación energética nacional produce a diario alrededor de 500 megavatios, de los cuales el 70 por ciento es a base de combustibles como el búnker fuel oil y diesel.

AHORRO EN FACTURA PETROLERA

La entrada de estos 40 megavatios de energía renovable al sistema energético de Nicaragua representará un ahorro anual de 30 millones de dólares en la factura petrolera, que equivale a la importación de 216 mil barriles de petróleo.

Los 40 megavatios generados a base de viento cubrirían a unos 325 mil hogares, que consumen un promedio de 150 kilovatios al mes.

El proyecto representa una inversión de aproximadamente 95 millones de dólares, provenientes de un préstamo de 71.25 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) e inversionistas guatemaltecos, norteamericanos y nacionales.

ALGUNOS RETRASOS

Pese a que según el cronograma de trabajo el proyecto va bien a la fecha, el gerente del proyecto explica que tenían contemplado adelantar un mes la entrada de Amayo al sistema energético nacional.

Los retrasos que enfrentó el proyecto son básicamente tres: la huelga del transporte interurbano a mediados de este año, que no permitió que se trasladaran materiales al lugar del proyecto; la tormenta Alma, que inundó Amayo porque aún no habían instalado el sistema de drenaje; y, el robo de los cables internos de los aerogeneradores.

El parque eólico Amayo está ubicado en el kilómetro 128 de la Carretera Panamericana Sur, en Rivas.

Los aerogeneradores, de más de 100 metros de altura, se pueden divisar desde el kilómetro 120 de la carretera.

Porter aclaró que ese precio de generación será válido por los próximos 15 años a partir de la entrada de Amayo en el sistema energético. Luego de ese período, se negociará la nueva tarifa de generación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba