Nuevo método para fabricar cemento podría reducir las emisiones de dióxido de carbono

solarlimex

La producción de cemento emite del 5 al 6 por ciento de los gases invernadero de origen humano, y la mayor parte de ellos provienen del proceso de producción de cal. Algunas de las emisiones de gases de efecto invernadero de la producción convencional de cemento provienen de usar combustibles fósiles que calientan la caliza a altas temperaturas (unos 1.500 ºC.). Sustituir los combustibles fósiles por energías renovables es un paso evidente, pero no necesariamente económico.

Investigadores de la Universidad George Washington (EE.UU.) han fabricado un desgarbado cacharro que afirman usa eficazmente la luz del sol para hacer funcionar un novedoso proceso químico para fabricar cal, ingrediente clave del cemento, sin emitir dióxido de carbono. El aparato consigue aprovechar aproximadamente la mitad de la energía de la luz del sol (en comparación, los paneles solares convierten solo un 15 por ciento de la energía solar en electricidad).

El nuevo trabajo se centra en un problema más difícil de resolver. Aproximadamente el 60 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono de la producción de cemento son inherentes al proceso. La cal se produce calentando caliza -es decir, carbonato de calcio- hasta que libera dióxido de carbono.

El nuevo proceso cambia la química. En vez de emitir dióxido de carbono, convierte el gas, usando una combinación de calor y electrólisis para producir oxígeno y o bien carbono, o bien monóxido de carbono, dependiendo de las temperaturas usadas. Tato el carbono como el monóxido de carbono son productos útiles que se fabricarían de otra forma usando combustibles fósiles.

Para que la electrólisis fuera práctica, los investigadores mezclaron carbonato de calcio sólido con carbonato de litio líquido, que se funde a la temperatura óptimas para el proceso, alrededor de 900ºC. La forma líquida es propicia para la electrólisis. Las elevadas temperaturas reducen la cantidad de electricidad necesaria para electrolizar y hacen que la cal se precipite fuera de la mezcla, haciendo que sea más fácil de recolectar (a temperaturas más bajas la cal es más soluble, así que no se precipita).

Para demostrar el proceso, los investigadores han construido un aparato que incluye tres lentes de Fresnel para concentrar la luz del sol. Dos de ellas calientan la mezcla de carbonato de litio y caliza. Éstas son las lentes más grandes. Su tamaño relativo refleja el hecho de que la mayor parte de la energía necesaria para el proceso se dedica a calentar la mezcla. La tercera lente, más pequeña, centra la luz sobre una célula fotoeléctrica de alta eficiencia que proporciona la cantidad relativamente pequeña de electricidad necesaria para electrolizar la mezcla caliente de carbonatos.

El aparato solo sirve para demostrar el concepto y no está hecho para comercializarse. Es pequeño y solo funciona cuando hace sol, y un ritmo de operación intermitente no es el ideal para un proceso industrial. Los investigadores proponen usar sales fundidas para almacenar calor, un sistema que se usa en algunas plantas termales solares. Eso permitiría que el proceso funcionara día y noche. La electricidad podría provenir de usar el calor almacenado para generar vapor que moviera una turbina, como en una planta solar termal, o de cualquier otra fuente de electricidad.

1 comentario en “Nuevo método para fabricar cemento podría reducir las emisiones de dióxido de carbono”

  1. Pingback: Nuevo método para fabricar cemento podría reducir las emisiones de dióxido de carbono | Sustainable News | SustPro.com | Sustainable and ecological products for saving money and making a better world

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba