Ofiuco y Cetus, los nuevos signos del zodíaco y del horóscopo

cetus1a

Ofiuco no es el único signo del zodiaco oculto. Si nos atenemos a las argumentaciones astrológicas, los aficionados y estudiosos del horóscopo deberían tenr en cuenta a Cetus (la ballena o el monstruo marino), una constelación por la que el sol transita penas dos días, el 27 y 28 de marzo, justo en mitad de Piscis.

La astrología se basa en las posiciones respectivas del Sol, la Tierra y las estrellas en el momento del nacimiento de las personas, suponiendo que estos elementos ejercen una influencia decisiva sobre al personalidad del recién nacido. Mientras la Tierra gira alrededor del Sol, detrás del brillo de éste quedan ocultas diversas constelaciones, según la época del año de que se trate (Leo, Tauro, Sagitario…) y que son las que, en teoría marcan el horóscopo.

Cetus

Si tenemos en cuenta esta argumentación habría que contar tanto con Ofiuco como con Cetus. Al parecer, los astrólogos de la antigüedad descartaron Cetus por la brevedad del periodo que abarca y, posteriormente, rechazaron la perspectiva de un zodiaco de trece signos por el mal augurio que trae el número trece, y procedieron a eliminar Ofiuco.

LA HISTORIA DE CETUS

Según cuenta la Wikipedia, Cetus (la ballena o el monstruo marino) es una constelación del hemisferio sur, en una región conocida como Agua, cerca de otras constelaciones como Aquarius, Piscis y Eridanus.

Como casi todos los signos del zodiaco, tiene una historia mitológica detrás: Cetus sería un enorme monstruo que fue asesinado por Perseo cuando se disponía a devorar a la princesa Andrómeda.

Nuevo signo del Zodiaco, nuevo signo zodiacal, nuevo signo del horoscopo, nuevo horoscopo, nuevo signo, Cetus

1 comentario en “Ofiuco y Cetus, los nuevos signos del zodíaco y del horóscopo”

  1. Pingback: Tweets that mention Ofiuco y Cetus, los nuevos signos del zodíaco y del horóscopo | Ecologia y Medio Ambiente | PepeGrillo -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba