#Panama: diversificación de la matriz energética

parque-eolico-diarioecologia

Ya está en proceso de instalación del parque eólico de Coclé que ampliará el horizonte energético con el uso incentivo del viento para generar electricidad. Se agrega ahora otra frontera de energía renovable, sostenible y barata: la energía solar. Con el propósito específico de crear el marco legal de la construcción, operación y mantenimiento de la energía solar o fotovoltaica, el Ministerio de la Presidencia presentó en abril un proyecto de ley. Se propone el establecimiento de un régimen de incentivos para el fomento de centrales e instalaciones solares. Favorece a Panamá el hecho de que posee excepcionales niveles de radiación solar porque está cercano a la línea ecuatorial, y tiene, por tanto, posibilidades de máximo aprovechamiento de un recurso natural permanente y renovable, que disminuirá progresivamente el consumo costoso y contaminante de los derivados del petróleo.

La estrategia energética puesta en marcha por la administración Martinelli persigue asegurar la disponibilidad y abastecimiento sostenible de un repertorio de energía que no dependa de importaciones de combustibles fósiles cada vez más onerosas; fomentar inversiones privadas en la exploración y explotación de fuentes energéticas renovables; diversificar la matriz energética nacional; incorporar al aprovechamiento energético a las regiones que no tienen acceso a las fuentes comerciales de energía eléctrica.

En consonancia con estos objetivos, se crea un régimen de incentivos consistente en exoneraciones tributarias, arancelarias, contribuciones, tasas, gravámenes para la construcción y explotación de sistemas de centrales solares, haciendo factible la importación de equipos, maquinarias, materiales y repuestos concurrentes al desarrollo de energía solar en el territorio nacional.

Gracias a estos y otros estímulos, entre 2001 y 2011 se ha registrado un crecimiento exponencial de la energía solar o energía fotovoltaica, a escala mundial. Cálculos de expertos apuntan a que el consumo de energía solar se incrementará hasta el 10% en el año 2018. De persistir la tendencia actual en el 2027 podría imponerse el uso de la energía solar en un ciento por ciento. Estados Unidos, China, Japón y en la Unión Europea marchan a la vanguardia del desarrollo y consumo de energía solar como sustituto limpio y renovable a los combustibles.

La crisis energética desatada por el descenso de las lluvias mostró la vulnerabilidad del sistema de generación hidroeléctrica dependiente de irregularidades climáticas. El fomento de sistemas alternativos de generación eléctrica es una respuesta rápida y coherente desde todo punto de vista. Se prevé que la generación de electricidad a través de instalaciones y centrales de aprovechamiento de energía solar puede aportar unos 500 kW.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba