Panamá en peligro de epidemia de dengue hemorragico

el-dengue-hemorragico-mata-bebes-brasil-L-gBytVm

Con el calentamiento global se crean condiciones para que las enfermedades tropicales se propaguen, y esto es lo que está pasando con el dengue. El Aedes Aegypti, mosquito transmisor del dengue, se multiplicó en las aguas estancadas de las regiones bajas de clima tropical. Ahora se estaría desarrollando también en tierras altas a las que nunca antes había llegado. ¿El motivo? El impacto del calentamiento global en el territorio panameño.

La temporada de lluvia y el cambio climático pueden contribuir a que en algunos provincias de la República de Panamá se propague el mosquito del dengue, debido a que las hembras que transmiten el virus logran una mayor sobrevivencia y una mejor proliferación.

El aumento de este mal se debe a un problema multifactorial ocasionado probablemente por una fumigación inadecuada o por cambios de clima que permiten que el mosquito Aedes aegypti pueda sobrevivir más, multiplicarse e incluso avanzarpor todo el país.

El dengue es una enfermedad viral transmitida por el mosquito Aedes aegypti, que lo contrae al absorber la sangre de una persona infectada y lo contagia cuando pica a otra sana. Los síntomas son fiebre, cefaleas y dolor muscular. El hemorrágico incluye también dolor abdominal intenso, náuseas y sangrado de piel y mucosas.

Debido a que los síntomas pueden ser similares a los de una gripe, muchos pacientes se automedican y sus casos no son registrados. Cada paciente infectado que no está bajo cuidados estrictos puede continuar contagiando si es picado nuevamente por el mosquito.

Además, están apareciendo casos hemorrágicos, más virulentos aunque no necesariamente letales. Existen cuatro tipos de virus del dengue. Cuando una persona contrae la enfermedad, desarrolla inmunidad hacia la variedad con la que fue inoculada, pero se vuelve más vulnerable a los otros serotipos. Si es contagiada con alguno de ellos puede padecer la fiebre hemorrágica.

Su principal sintomatología es parecida a la gripe: fiebre alta; dolor de cabeza, espalda y coyunturas; náuseas y vómito; malestar en los ojos y erupciones en la piel. Generalmente, la enfermedad es más leve en niños menores, que en los infantes mayores y adultos.

El dengue hemorrágico se da cuando hay una segunda infección con otra cepa del virus, de tal manera que cuando alguien presenta otro contagio es más probable que desarrolle dicho mal.

Esta forma de la enfermedad (dengue hemorrágico) puede ser fatal si no se trata de manera adecuada, pues presenta hemorragias de la piel, sangrado de la nariz o de encías, y posiblemente sangrado interno, lo cual puede conducir a un Síndrome de Choque por Dengue, que puede ocasionar la muerte.

2 comentarios en “Panamá en peligro de epidemia de dengue hemorragico”

  1. Pingback: Panamá en peligro de epidemia de dengue hemorragico Seguir leyendo

  2. Pingback: Remedio natural para las picadas de mosquitos | Ecologia y medio ambiente | Diario Ecologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba