Panamá no cuenta con estrategias para mitigar el cambio climatico

inundaciones-diarioecologia

Mientras en el mundo el promedio de incremento de temperaturas es de 0.5 grados en los últimos años, Panamá llega a un grado, lo que pone de manifiesto la necesidad de establecer estrategias más agresivas para combatir el cambio climático.

El cambio climático ha superado las peores expectativas. La realidad se ha comportado peor que las peores predicciones científicas», y lo peor es que en Panamá no existe una norma para combatir los gases de efecto invernadero.

En un pais donde el crecimiento economico es una constante sí es negocio reducir las emisiones contaminantes, pues 60% de las soluciones puede generar ganancias económicas.

Es importante atacar la emisión de dióxido de carbono, que asciende a 66% del total de esas emisiones, y la de gas metano que suma 22% y se generan sobre todo a partir de procesos productivos, así como por el manejo inadecuado de los residuos sólidos.

Otros puntos de la estrategia contra gases de efecto invernadero deberia ser crear urbes sustentables, fomentar la creación de edificios verdes, mejorarar el manejo de residuos sólidos y la gestión de los bosques, así como reducir la emisión de contaminantes de vida corta.

En materia de mitigación  además el uso de energías sustentables como solar, eolica y geotérmica, esta última con una eficiencia superior a 80 por ciento.

Al igual que en todo el mundo, el cambio climático es un fenómeno que afecta a Panamá: hace vulnerable al norte y al noroeste con sequías, altas temperaturas y menos lluvia, y al sureste con inundaciones, huracanes y enfermedades como paludismo y dengue.

Y es que la Estrategia Nacional de Cambio Climático debe contener  líneas generales de mediano y largo plazos, pero hace falta «aterrizar» objetivos para el presente periodo.

Uno de ellos consiste en elevar el valor del Producto Interno Bruto (PIB) que generan los negocios verdes dentro de la economía nacional.

Todos los municipios deberian contar con una estrategia local de cambio climático, para lo cual se les debe apoyar  con estudios técnicos y recursos económicos.

Es necesario hacer ajustes a la infraestructura nacional tanto en obras públicas como en vivienda, para reducir la vulnerabilidad de las diferentes regiones a los efectos del cambio climático.

Para ello se deben establecer ordenamientos ecológicos modernos, que consideren criterios de adaptación y llegar inclusive al nivel municipal planes de este tipo.

Incluso manejar la posibilidad de establecer conexiones físicas entre las diferentes áreas protegidas del país, para que las especies que habitan en esas zonas cuenten con salidas naturales en caso de incendios o desastres climáticos que las obliguen a cambiar de hábita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba