Panasonic: Innovación electrónica con responsabilidad social

panasonicgreen

La industria de la electrónica de consumo está cambiando de forma acelerada y algunos de sus grandes jugadores están abriéndose paso en otros segmentos de negocios, pues la rentabilidad es cada vez más difícil de alcanzar y la competencia cada vez más feroz. La japonesa Panasonic es un ejemplo de ello. La empresa, que el año pasado tuvo una pérdida de más de siete mil millones de dólares en su ejercicio fiscal, tomó la decisión de dar un giro a sus negocios y profundizar su estrategia de ahorro energético emprendida hace unos dos años, en la que pondrá foco al desarrollar proyectos y planes que tengan como misión brindar a los consumidores una vida en el hogar verdaderamente digital, pero bajo la premisa del ahorro energético y de cuidar el ambiente.

En ese sentido, la empresa viene imprimiendo a la mayoría de sus productos, desde lavadoras y neveras, hasta televisores y equipos de sonido, entre otros, tecnologías que permiten a las familias no sólo ahorrar en energía sino contribuir con el medio ambiente y, en esa línea, ven a América Latina con un potencial importante para posicionar su concepto ecológico e inteligente de vender soluciones tecnológicas en vez de sólo productos por separado, como en otros tiempos marcaba su misión.

El presidente de Panasonic para América Latina, Hidetsugu Uji, dijo a los asistentes a la convención de ventas de la empresa para sus distribuidores, celebrada en Panamá esta semana, que «sino nos proponemos a cambiar nuestra forma de hacer negocios en esta era, no podremos sobrevivir», una frase que parece marcar un antes y un después la visión de Panasonic y que también representa el sentir de una industria que viene siendo avasallada por los productos chinos, muchos de ellos de menor calidad pero más económicos y que, además, ha perdido los márgenes de rentabilidad que disfrutaban en otras décadas, sobre todo en el negocio de las pantallas.

Los tiempos están cambiando y, al parecer, la empresa viene preparándose para ello. Y es que no sólo está pensando en incrementar el número de productos que comercializará en la región, por ejemplo, en donde intentará penetrar más mercados a través del montaje de plantas de producción en Brasil (neveras, lavadoras, aires acondicionados) para surtir a toda Latinoamérica de otras líneas de negocios, sino que también está trabajando todo un concepto de vida a través del uso de la energía solar para el consumo eléctrico y poniendo énfasis en el desarrollo de más productos con su tecnología Inverter, que permite el ahorro en el consumo de los productos electrónicos de hasta un 50%.

En ese sentido, Panasonic está desarrollando un proyecto en México llamado la Casa Verde y en Asia, específicamente en Japón, está construyendo una ciudad ecológica e inteligente, mientras que en otros mercados están usando la energía solar y transformándola en energía para el hogar digital.

Y es que la misión es muy clara. Para el 2018, año en el que la empresa cumplirá su 100 aniversario, Panasonic quiere alcanzar la posición número uno como compañía en desarrollo de tecnología verde y, además de mantener su posición en la industria de la electrónica, está buscando dar a los consumidores algo más que productos, una solución integral al hogar digital pero con énfasis en el ahorro energético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba