Ponte las pilas

A diario arrojamos como desperdicios residuos de niquel, cadmio, plomo, mercurio y litio. Con ellos contaminamos aire y agua, y afectamos la salud publica. Eso ocurre con las toneladas de pilas que tiramos a la basura sin que haya un proceso efectivo de reciclaje, proceso que tambien representa un negocio, es decir, mediante la recuperacion de metales.

Hay paises donde el reciclaje de estos materiales es cuestion de Estado. En España, por ejemplo, desde hace años existen campañas en las escuelas en las que se insta a los alumnos a llevar las pilas usadas para su acopio. En Madrid y en otras ciudades hay recipientes especiales en las calles y el gobierno es socio de empresas que se dedican a reciclar las baterias.

En el mundo solo hay seis plantas recicladoras de pilas recargables, en Estados Unidos, Japon, Alemania, Suecia y dos en Francia.

Las empresas que reciben residuos toxicos cobran por hacerlo entre 1.5 y dos dolares por kilogramo.

Del ni­quel, uno de los principales componentes contaminantes, se obtiene niquel electrodo, que se vende a unos 200 pesos por kilo. Otros metales que se aprovechan son plata, cadmio y mercurio. Este ultimo, pese a que los precios han caido, se utiliza en instrumental como termometros y manometros que siguen teniendo demanda, por encima de los aparatos digitales, y cuestan hasta 10 veces mas.

Pero el acopio es apenas el primer paso en el proceso; no garantiza lo que se hara con las pilas que, cuando se exponen al aire libre, se rompe el contenedor de los componentes contaminantes y es cuando estos son desprendidos al aire, tierra y agua con perniciosos efectos sobre la salud.

1 comentario en “Ponte las pilas”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba