Por tu salud y la del planeta Recicla!

Por: Juan Carlos Millán Guzmán. El níquel presente en la inservible batería de un solo celular puede llegar a contaminar 50.000 litros de agua; el mercurio y fósforo de un bombillo gastado 16.000; los metales pesados y el mercurio de un televisor que dejó de funcionar hasta 80.000. Materiales todos a los que sin embargo se les puede volver a dar uso en vez de convertirlos en una potencial bomba de tiempo cada vez que son arrojados a la basura, debido a que su degradación tardaría miles de años.

Una vez dentro del cuerpo de una persona que por accidente haya entrado en contacto con una fuente de agua contaminada, nunca podrá liberarse de su presencia en el organismo. Circunstancia que puede llegar a ser mucho más grave en caso de que se trate de una persona que se dedique al reciclaje y procure adelantar una reutilización de este tipo de materiales obviando todo protocolo de seguridad, arriesgándose la posibilidad de enfermar de cáncer y otras patologías asociadas.

¡A RECICLAR!

El llamado es a que toda persona salga de los objetos que ya no usa por diversas razones en la medida a que su manipulación podría ser peligrosa y altamente contaminante en caso de no ser adelantada de manera técnica y adecuada.

Limitarse a llevar este tipo de objetos a un basurero no es ningún tipo de solución y por el contrario puede ser el origen de un nuevo problema, de manera que el llamado es a que sean entregados a entidades y empresas que lo puedan hacer de manera adecuada, la falta de una cultura del reciclaje que en la actualidad adolece el país, puesto que limitarse a hacer una sola de estas campañas al año conlleva el que necesariamente muchos de los televisores viejos, computadores obsoletos y un sinfín de otros productos prosigan almacenándose en las viviendas hasta volverse un riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba