Preocupante: hembra de rinoceronte blanco del norte muere y ahora sólo quedan cuatro en el mundo

nabire

Esta especie de rinocerontes está virtualmente extinta ya que quedan solo 4 ejemplares en el mundo. La delirante codicia humana una vez más ha hecho acercarse a una especie animal a su total extinción.

En el zoológico de Dvur Kralove, en República Checa, falleció Nabire, una hembra de rinoceronte blanco del norte. Con este descenso, ahora sólo quedan cuatro ejemplares de esta subespecie en claras vías de extinción en el mundo.

El director de este parque zoológico, Premysl Rabas, aseguró que “es una pérdida difícil de describir”.

Este ha sido el único zoo del mundo que consiguió la reproducción en cautividad de esta extraña subespecie llamada “Ceratotherium simum cottoni”.

Nacida en Dvur Kralove el 15 de noviembre de 1983, Nabire vivió durante los últimos años varios problemas de salud. El ejemplar murió luego de una serie de rupturas de un quiste.

“Sin su proporción líquida, el quiste patológico pesaba 40 kg. No ha habido ninguna posibilidad de curarla”, detalló el zoológico Jiri Hruby.

En la actualidad sólo quedan cuatro rinocerontes blancos del norte en el mundo, una hembra anciana llamada Nola en el zoo de San Diego en Estados Unidos, un macho anciano, Sudan, que vive con dos hembras, Najin y su hija Fatu, en la reserva keniata e Ol Pejeta.

Estos últimos tres ejemplares fueron derivados a Kenia desde el zoo de Dvur Kraalove en 2009, en el marco del proyecto “La última oportunidad de supervivencia”, con la esperanza de que el nivel de hormonas hembras volvería a ser normal es en su medio natural, lo que permitiría la reproducción biológica. La esperanza, por desgracia, no se concretó.

Originarios de África Central y de África Oriental, la cantidad de estos animales herbívoros disminuyó drásticamente debido a la caza furtiva, por las virtudes afrodisíacas atribuidas a su cuerno, el que es altamente codiciado en Asia.

“La muerte de Nabire simboliza una disminución catastrófica del número de rinocerontes debida a una delirante codicia humana. Una vez más esto ha hecho acercarse a una especie animal a su total extinción”, sentenció Rabas.

Si bien todos los intentos por aumentar la especie han fracasado, la espera del rinoceronte macho de Dvur Kralove se conserva en el Instituto berlinés de Investigación sobre animales salvajes (IZW).

En el comunicado además se detalla que uno de los ovarios de Nabire y otros tejidos fueron extraídos y enviados a un laboratorio especializado en Italia.

“Sentimos el deber de hacer todo por su salvamento. Nosotros somos, junto con San Diego, los únicos que podemos hacerlo, a través del material biológico reunido, incluso si la esperanza de éxito es mínima”, sostuvo el director del zoo checo.

Fuente: BBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba