Presidente Daniel Ortega denuncia daño ecológico provocado por Costa Rica

El presidente, Daniel Ortega, catalogó hoy de catastrófico el daño que provoca Costa Rica al río San Juan, de Nicaragua, por la construcción de una carretera cercana al torrente fluvial.

«El daño que ya está provocando la carretera es verdaderamente catastrófico», alertó el mandatario al intervenir en un acto masivo de entrega de títulos de propiedad a familias pobres, celebrado en el capitalino Paseo de Xolotlán.

Según indicó Ortega, a través de la Cancillería será emitida una nota de reclamo al gobierno de Costa Rica por la construcción de la obra vial, que genera graves daños al ecosistema de esa zona limítrofe, de alto valor medioambiental dentro del istmo centroamericano.

La segunda comunicación será remitida a la Convención Ramsar, a fin de que sus especialistas verifiquen in situ la situación de deterioro por la intervención constructiva, en un trayecto de aproximadamente 130 kilómetros, en las proximidades de la rivera izquierda del río San Juan.

Ramsar, la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas, es un instrumento internacional en aras de la conservación y el uso racional de los humedales, suscrito por 160 Estados.

Ortega detalló que el representante de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya, Carlos Aguello, recibió la encomienda de elaborar las comunicaciones oficiales del gobierno.

Si la carretera tica estuviera construyéndose a cinco ó 10 kilómetros del San Juan, cualquier problema sería asunto exclusivo de esa nación vecina, pero en este caso representa un peligro para nuestro río por la proximidad de la obra, estimó el dignatario.

Mañana se enviará el reclamo oficial a las autoridades costarricenses y lo correcto sería que detuvieran la ejecución, apreció Ortega.

El gobernante invitó a que delegaciones de ambos países compartan una mesa de diálogo, con el acompañamiento de México y Guatemala, cuyos gobiernos están interesados en ayudar al proceso de entendimiento.

También valoró la necesidad de contar con la mediación de Ramsar para que quede claro en qué condiciones puede Costa Risa construir una carretera sin afectar al río San Juan, los humedales y a toda la biodiversidad existente allí.

Ortega recordó la necesidad de coordinar esfuerzos en el planeta para detener el deterioro acelerado del medio ambiente y sus incidencias en el cambio climático.

«No hay gobierno en el mundo que diga que las cosas están bien en cuanto a lo que es el manejo del medio ambiente, de los bosques, ríos, flora y fauna, acerca de lo que es la contaminación del aire y cómo esto ha venido afectando el clima y ha venido provocando el calentamiento global», aseveró.

De no adoptarse las medidas necesarias, seguirán en aumento conflictos globales como el incremento de sequías e inundaciones que atentan contra la supervivencia humana, advirtió Ortega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba