Proyecto “Cerebro Verde”: un robot volador con cerebro de abeja

abeja-robot-diarioecologia

Científicos de la Universidad de Sheffield y la Universidad de Sussex se han embarcado en un ambicioso proyecto para producir el primer modelo exacto y computarizado del cerebro de una abeja en un intento por avanzar en la comprensión de lo que es la Inteligencia Artificial y la manera en que piensan los animales.

El equipo construirá modelos de los sistemas del cerebro que gobiernan la visión y el sentido del olfato en la abeja. Por medio del uso de esta información, los investigadores aspiran a crear el primer modelo de robot volador que pueda sentir y actuar como lo haría una abeja, en lugar de llevar un grupo de instrucciones pre-programadas.

De resultar exitoso, el proyecto logrará alcanzar un reto mayor: construir el cerebro de un robot que pueda ejecutar tareas complejas tan bien como lo hace el cerebro de un animal. Las tareas que se espera pueda realizar este robot incluyen, por ejemplo, encontrar la fuente de olores específicos o de gases de la misma manera que una abeja puede identificar flores particulares.

Se anticipa que un cerebro artificial podría ser utilizado en aplicaciones como misiones de rescate o polinización mecánica de cosechas.
“El desarrollo de un cerebro artificial es uno de los grandes retos de la Inteligencia Artificial”, indicó James Marshall, quien encabeza el proyecto de 1millón de libras esterlinas en Sheffield. Hasta ahora, los investigadores han estudiado cerebros de ratas, monos y humanos pero en realidad organismos ‘más simples’ como los insectos sociales tienen habilidades cognoscitivas sorprendentes”.

El proyecto lleva el nombre de “Green Brain” (Cerebro Verde) , mismo que invita a la comparación de la iniciativa de IBM conocida como Blue Brain, que desarrolla tecnologías de modelado utilizando supercomputadores y cuyo objetivo último es producir un modelo exacto del cerebro humano.

Via: Prueba y error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba