¿Puede mi mascota morir de depresión?

Las mascotas al igual que los seres humanos necesitan de atención, cuidados y cariño para que puedan gozar de una buena salud física y emocional, ya que debido a ciertas situaciones en su vida cotidiana pueden verse afectados y llegar a sufrir de depresión.

Los veterinarios etólogos, que son los encargados de valorar el comportamiento, los cambios y demás situaciones de las mascotas; son una especie de psicólogos para los animales, manifiestan que tras la pandemia por la covid- 19, tanto felinos como caninos se han visto propensos a padecer de esta enfermedad.

¿Pero a qué se debe a que los animales de compañía sufran de depresión? Una de las causas es el cambio de ambiente, la ausencia del propietario, o el simple hecho que les invadan su espacio.

Las mascotas pueden sufrir de estrés crónico de la misma forma de las personas y eso los lleva a situaciones de depresión y esta puede ser generada por cambios a nivel de su ambiente, ingreso de nuevas personas a la vivienda o la entrada de nuevos animales.

Hay varios tipos de sintomatología para detectar si su mascota sufre de esta enfermedad.

A veces la depresión en los animales puede tomar varios comportamientos o actitudes de su dueño, entonces ahí va a estar en un estrés y un proceso de depresión e inapetencia. Hay varias teorías, los que estamos en este momento teniendo en cuenta este tipo de sintomatologías somos los médicos veterinarios etólogos, que somos los encargados de estudiar el comportamiento y mirar qué está pasando.

Las mascotas en este periodo están atravesando por un momento post-pandemia y depresión, porque hay que tener en cuenta que desde el año 2020 empezamos a invadir su espacio, y más que todo en felinos.

¿Cómo identificar la depresión en nuestras mascotas?

En el caso de los felinos, estos “van a empezar a esconderse, a tener decaimiento, inapetencias, cambios de carácter, mal genio; y a veces, se van a orinar fuera de su arenero”.

Mientras que en los caninos “van a estar todo el día activos, llevándole juguetes, huesos a su amo, ladrándole para llamarle la atención, como diciendo: ‘usted está invadiendo mi espacio, no me deja jugar’. Otras veces el ladrido va a ser de ansiedad o de agresividad”.

De igual manera las mascotas van a tener cambios de comportamiento, puede que ya no tenga la misma relación con las personas, se aísle, se ponga más nervioso, u otros animales lo expresen con agresividad, que antes no estaba presente y su sistema inmunológico se empieza a ver afectado.

Lo puede hacer el dueño de la mascota para evitar que esta caiga en depresión. Lo primero es identificar los comportamientos, estar pendiente si muestran “agresividad o miedo”, evidenciar esas “voces de alerta”.

 Como por ejemplo, si tiene miedo el perro va a ladrar uno o dos minutos y se va a esconder; también puede suceder si llega alguna visita extraña. Se debe “tener cuidado” en esto. A su vez, los peludos pueden tener otro tipo de reacción como “ladrar en las ventanas y en las puertas de las casas o apartamentos así no llegue nadie”, cuando se presente esto se aconseja  llevar a las mascotas a una consulta con un médico veterinario etólogo.Tratamientos y medicamentos.

Por el momento se utilizan esencias flores de  bach para tratar diversas situaciones emocionales como son miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones, feromonas y algunos ejercicios de índole cognitivo para las mascotas mientras los propietarios no están en casa y trabajan.

¿Una mascota puede morir de depresión?

Como tal los canes o felinos no van a morir a causa de esta enfermedad, pero sí pasar por periodos de ansiedades, puede tener inapetencia y ahí la depresión se convierte en un problema médico interno porque afecta a varios órganos; hay que tratar los problemas a depresión a tiempo.

La clara recomendación de los expertos es que los dueños de las mascotas entiendan los comportamientos de sus animales de compañía y que no esperen a que haya una agresión o procesos más complejos para llevarlos a una consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba