¿Qué es lo que realmente está ocurriendo en la Antártida?

¿Sabías que en la Antártida hay siete especies de animales que son endémicas? Son, entre otras, el leopardo marino, la foca de Ros, el cormorán antártico, el pingüino Rock-Hopper y una variante de la ballena azul. Solo las puedes encontrar en ese lugar del planeta. La fauna y la flora del continente austral podrían estar en peligro al confirmarse la noticia que conocíamos hace solo unos días: por primera vez en la historia se han registrado más de 20 grados en la Antártida.

Es, por ejemplo, la temperatura que tenían estos días en algunas provincias del sur. Pero claro, estamos hablando de la Antártida donde en esta época del verano, y aunque allí es verano, lo habitual son dos o tres grados bajo cero. Además de estas temperaturas excepcionales hay otros fenómenos que preocupan a los investigadores de todo el mundo: tormentas más intensas, deshielo, incremento del nivel del mar. Por si esto fuera poco, los cruceros y sus turistas llegan cada vez con más frecuencia al continente austral hasta ahora reservado para la comunidad científica .

Estamos teniendo un invierno con temperaturas más altas de lo habitual. Un incremento que se está dando en todos los lugares del globo terráqueo pero que es, especialmente, alarmante en la Antártida porque esta región es la principal reserva de hielo del planeta: alberga el 70% del agua dulce de la tierra en forma de nieve y hielo… y además porque, este continente tiene las claves de cómo es la TIERRA tal y como la conocemos hoy. Científicos del todo el mundo investigan en los diferentes rincones de este antiguo desierto de 14 millones de kilómetros cuadrados.

Miles de pingüinos que viven en la Antártida. Unos animales que forman parte del paisaje glaciar y que se han convertido en testigos directos de los cambios ambientales que se están produciendo en el continente durante los últimos años.

El calentamiento global está provocando que el hielo se rompa y que miles de crías de esta especie acaben ahogándose debido a que las aves jóvenes no tienen tiempo suficiente de desarrollar sus plumas para comenzar a nadar. Incluso algunos expertos aseguran que si el hielo marino sigue desapareciendo, la población de pingüinos, clave en la cadena alimentaria de este lugar, podría reducirse entre un 50% y 70%.

Al deshielo hay que añadir el aumento de la temperatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba