Reducción de emisiones de gases tema central de la Convención Marco de Cambio Climático de Panamá

Los compromisos y mecanismos para la reducción de gases invernadero, en especial por parte de los mayores emisores del norte desarrollado, concentran la atención en la cuarta jornada de la Convención Marco de Cambio Climático.

Los delegados de 194 países más la Unión Europea están hoy martes a mitad de camino de una agenda que parece no agotarse y que cada día suma más temas por dificultades de llegar a consensos entre las partes con intereses opuestos.
Los grupos informales, si bien avanzaron la víspera, mantienen todavía asuntos pendientes, en especial los compromisos de mitigación apropiados a nivel nacional y acciones de desarrollo sobre políticas e incentivos para la reducción de emisiones, de la deforestación y degradación ambiental en países pobres.
También analizan el papel de conservación, gestión sostenible en los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono en ese grupo de naciones.

Otro punto en el que aún están abocados es el relacionado con el debate sobre opciones legales con el objetivo de completar un acuerdo basado en los resultados del trabajo realizado en la decimosexta sesión del Conferencia de las Partes y las propuestas sobre el desarrollo y transferencia de tecnología.
Temas como la acción cooperativa, territorio, derecho y gobernabilidad como un principio básico de una estrategia frente al cambio climático con un enfoque social, están presentes en esos grupos informales constituidos por representantes de países pobres.

Entre ellos se encuentran representantes de la comunidad de diferentes áreas de Centroamérica que trabajan de forma conjunta con una visión alternativa sobre la base de sus experiencias, según explicaron en el curso del debate.

En otros aspectos, la Convención también aborda problemas específicos que pueden incidir en lo que se denomina «régimen post-2012», como los accidentes nucleares de Fukushima y su impacto en las estrategias para mitigar las emisiones.

Hay esperanzas en los asistentes de que experiencias negativas de reuniones anteriores no se repitan y en Durban se logren acuerdos sustanciales y duraderos que permitan acciones efectivas para enfrentar el cambio del clima sin poner en peligro la especie humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba