Refrescos embotellados, riesgo para la salud

coke

Por: Manuel Mendieta. A nivel mundial, el consumo de agua embotellada aumentó 151 por ciento de 2007 a 2013; es decir, de 80 mil 595 millones de litros en 2007, a 202 mil 606 millones de litros en 2013. La obesidad y el sobrepeso en la población de los paises occidentales se han incrementado en los últimos 20 años, y no precisamente por sedentarismo, sino por una modificación en los hábitos alimentarios.

Cifras confiables indican que el consumo de refrescos embotellados, en Mexico por ejemplo aumentó 40 por ciento, mientras que el consumo de frutas y verduras descendió 30 por ciento en ese periodo, datos que se pueden extrapolar a casi todos los paises del continente.

Un fenómeno de mercadotecnia, arropado en estrategias para acaparar el mercado, reconocido por el logotipo rojo y blanco del refresco negro, se transformó en un problema de desnutrición de la población, sobre todo infantil, en innumerables localidades.

Desde el punto de vista del epidemiólogo, la situación en términos de la salud de su población, es difícil de revertir, debido a que niños de seis años de edad presentan daños metabólicos de consideración.

Según un estudio reciente en la población escolar de algunas zonas del Estado de México –que midió la resistencia a la insulina y factores proinflamatorios–, los infantes reportan desnutrición, obesidad y propensión a diabetes, entre otras enfermedades.

En esas zonas se observa un alto consumo de azúcar en bebidas embotelladas y de grasas de mala calidad en escuelas, por lo que es necesario tomar medidas que reduzcan la ingesta de chatarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba