Remedios naturales para el cuidado de las uñas

uñas-diarioecologia.jpg

La salud de nuestras uñas depende de muchos factores, tales como nuestra alimentación, lo hidratado que se encuentra nuestro cuerpo, enfermedades congénitas, factores climatológicos, actividades de nuestra vida diaria y hasta problemas genéticos. Sin embargo, existen remedios caseros que pueden ayudar a su crecimiento, fortalecimiento, brillo y coloración. Lo mejor de todo es que son naturales y no son costosos.

El bicarbonato de sodio es uno de nuestros aliados a la hora de mantener la coloración y el saludable brillo de las uñas. Para lograrlo, lo único que necesitas es sumergirlas por 15 minutos en una taza con agua tibia y una cucharadita de bicarbonato. Si quieres hacerlo con las uñas de tus pies, usa un recipiente grande y por cada taza de agua agrega una cucharada de bicarbonato.
Otra de las fantásticas recetas para dicho problema, es usar vinagre blanco y sumergir nuestras uñas por 5 minutos. Si no tienes vinagre puedes usar zumo de limón o vinagre de sidra.

Si tu problema es lo quebradizas y frágiles de tus uñas, nada las hará hacer crecer más rápido que el aceite de oliva. Lo único que tienes que hacer es aplicarlo sobre tus uñas todas las noches antes de dormir. También es muy efectivo el uso de algún tipo de crema mentolada. Asegúrate de aplicarla especialmente en la cutícula y debajo de la uña. ¡Los resultados te sorprenderán!.

Cuando nuestra intención es que las uñas crezcan con rapidez, tu aliado es el ajo. Sé que su olor no es muy agradable, pero es excelente para la salud de tus uñas. Debes tomar dos dientes de ajo y machacarlos, añade a la mezcla una cucharadita de jugo de limón y una cucharadita de vinagre blanco. Sumerge tus uñas por 10 minutos y enjuaga con agua tibia. Repite este proceso al menos 5 días a la semana y verás los resultados con rapidez.

Además de todos los remedios anteriores, es importante que recuerdes no utilizar quitaesmalte con acetona, consumir vitamina A y D, no limarlas en acceso y asegurarte que tus manos se mantienen hidratadas y protegidas del sol.
Con todos estos cuidados, tus uñas se verán sanas y lo mejor de todo es que no gastarás mucho dinero en tus esfuerzos para hacerlas lucir hermosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba