Robot-medusa investiga el fondo del mar y hace rescates

robojelly

Impulsado con hidrógeno (un combustible ecológico) del ambiente como fuente de combustible, se mueve en el agua como lo hacen estos organismos marinos. Aún está en fase de prueba, pero los científicos destacan que los pronósticos son alentadores.

ngenieros en Estados Unidos anunciaron la invención de un robot impulsado con hidrógeno que se mueve en el agua como lo hacen las medusas. Se llama Robojelly (‘jellyfish’ significa ‘medusa’ en inglés) y, aunque todavía está en fase de pruebas, sus diseñadores esperan que pueda ser utilizado en operaciones de rescate submarinas.

Según Yonas Tadesse, autor en jefe del estudio, la manera tan simple de nadar que tienen las medusas las convierten en un modelo ideal en el diseño de vehículos de este tipo. Al estar impulsado con sistemas alimentados por hidrógeno, en teoría el robot no tendría que quedarse sin combustible.

“Por lo que sabemos, esta es la primera vez que se logra alimentar un robot submarino con el hidrógeno del ambiente como fuente de combustible», dijo Tadesse, ingeniero mecánico nacido en Etiopía e investigador en la Universidad Virginia Tech, en Virginia (Este de Estados Unidos), institución que encaró la investigación.

Cómo funciona

Este robot imita el movimiento de una medusa, un invertebrado que utiliza un músculo circular para abrir su cuerpo en forma de campana y luego cerrarlo bruscamente, lo cual expulsa el agua y le permite desplazarse.

El cuerpo del robot se compone de una aleación de metales capaces de cambiar de forma y tamaño para reproducir los movimientos naturales de una medusa.

Además, ‘Robojelly’ está recubierto con un polvo negro de platino, que reacciona con los componentes de oxígeno e hidrógeno del agua de mar para generar calor.

Este calor se transmite a los músculos artificiales del robot, haciendo que los ocho segmentos del cuerpo en forma de campana se contraigan y expulsen el agua. Después de contraerse, los segmentos de relajan y recuperan su forma original.

Este sistema permite, en teoría, que el robot extraiga energía del entorno y opere indefinidamente, sin necesidad de recurrir a una fuente de alimentación externa o de reemplazar baterías.

Todavía en fase experimental, ‘Robojelly’ avanza por el momento en una sola dirección, porque los ocho segmentos se activan al mismo tiempo.

Los científicos buscan ahora hacer llegar energía a cada segmento, permitiendo que el robot pueda moverse en diferentes direcciones.

‘Robojelly’ todavía debe ser perfeccionado antes de poder usarse en exploración submarina y operaciones de rescate, señalaron sus creadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba