RSE: Responsabilidad Social Empresarial

arbol-responsabilidad

Sigue existiendo en el mundo una gran masa de marginados de los beneficios básicos que hacen a una existencia digna. Por ejemplo, carencias en alimentación, servicios de agua potable, igualdad, educación y trabajo.

La Responsabilidad Social Empresarial ya ha dejado de ser una etiqueta que en algún momento muchas empresas se colgaban para estar a tono con la movida que superó al gran movimiento que en su momento fue lo ecológico.

Hoy podemos ver que además de las grandes corporaciones, en las que la RSE es una parte indivisible del negocio, que las Pymes también han comenzado a trabajar aplicando criterios de RSE.

En algunos casos por convicción y en otros por imperio de las acciones de los grandes contratistas que exigen un cumplimiento firme de las políticas de sustentabilidad.
Es bueno ver que el paso dado redunda en beneficio de todos y que no ha modificado negativamente los balances de las empresas. Por el contrario, la mayoría de ellas, aunque sea difícil medir la incidencia, se han beneficiado con la aplicación de políticas de RSE.

La globalización de la información ha logrado por una parte que se tome conciencia de que todos estamos sobre el mismo barco y que si no observamos un comportamiento responsable, el riesgo de naufragio es de alta probabilidad.
Por la otra, que los ejemplos buenos y malos son puestos en conocimiento de todos en un instante y se beneficia el que hace bien las cosas y sucumbe irremediablemente el que no las hace.
De todos modos, hay que reconocer que si bien se avanza sistemáticamente con el tema de la RSE o, ahora los que pregonan la sustentabilidad, que dicen va más allá de la responsabilidad, no podemos dejar de ver que nos falta mucho camino por recorrer. Sigue existiendo en el mundo una gran masa de marginados de los beneficios básicos que hacen a una existencia digna.
Hablamos de carencias en alimentación, servicios de agua potable, igualdad, educación y trabajo.
En esto hay mucho por hacer y no se puede postergar por mucho tiempo más. Si no se comienza a buscar solución a estos problemas, que crecen linealmente con el crecimiento demográfico mundial, estaremos en problemas.
El 90% de las empresas ve a la desigualdad social como la principal amenaza para su negocio, mientras que un 83% considera la Nueva Economía Verde baja en carbono como una oportunidad de desarrollo.

Los sectores vinculados a las empresas que más influyen en el establecimiento de metas de RSE, son los grupos de interés interno (Directorio, Accionistas), mucho más preponderantes que los externos (ONG, Financistas y Sociedad).
Otra dimensión de la RSE que considerada como uno de los retos fundamentales que aún tienen las empresas en Argentina es la de la Diversidad e Igualdad de Oportunidades. Si bien la gran mayoría dice contar con políticas y e iniciativas destinadas a garantizar la igualdad, un 55% de las empresas cuenta con un porcentaje de mujeres en su directorio inferior al 10%, mientras que un 33% de las empresas directamente informa no tener mujeres en su alta dirección. Aquí el desafío pasa por mejorar el balance de género.
Un 88% de las empresas dice implementar iniciativas orientadas a fomentar el desarrollo sostenible de su cadena de valor, y todas incorporan criterios de sustentabilidad en el momento de evaluar y seleccionar a sus proveedores. Un 96% analiza la documentación que presenta la empresa, mientras que un 25% realiza auditorías externas.
Es de destacar el escaso porcentaje de empresas que considera la existencia de Códigos de Etica o Conducta entre sus proveedores y distribuidores (37%), cuando casi la totalidad de las mismas (93%) cuenta con este tipo de códigos, los que además aplican a su cadena de valor (55%)

Por último, el estado tiene una responsabilidad indelegable y que pasa fundamentalmente por:

1) redoblar el esfuerzo en la educación, no solo en mejorar su calidad y adecuarla a las necesidades del momento, sino en asegurar el acceso igualitario de todos a las aulas;
2) Proyectar y ejecutar las obras necesarias para dotar a toda la población de agua potable y saneamiento básico. Más allá del derecho de todos a estos servicios básicos, la falta de ellos es una de las principales causas de mortalidad infantil y de la propagación de enfermedades.
3) En conjunto con la actividad privada establecer políticas para la aplicación de tecnologías y educación en higiene del hogar y personal.

La responsabilidad Social de los dirigentes pasa por poder satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades.

1 comentario en “RSE: Responsabilidad Social Empresarial”

  1. Pingback: Impresionante!. Nueva bateria brinda una autonomia de hasta 1600 ... - ENCOM Computadoras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba