Se logran avances en temas polémicos en la convención de cambio climático hacia Durban celebrada en Panamá

La secretaria de la Convención de Cambio Climático de Naciones Unidas (ONU), Cristiana Figueres, reveló hoy avances en temas polémicos del cambio climático de cara a la Cumbre de Durban y advirtió que el Protocolo de Kioto no termina en 2012.

«De Panamá vamos a salir con un avance de borradores de texto mucho mayor al que llegamos, y de eso se trata. En esta reunión no se trata de tomar decisiones», dijo Figueres a periodistas en el marco de la reunión preparatoria de la cita de Durban (Sudáfrica).

Desde el sábado pasado y hasta el próximo viernes, más de dos mil delegados de casi 200 países están reunidos en Panamá para abordar aspectos del cambio climático en acuerdos que deben ser adoptados en la Cumbre de Durban, del 28 de noviembre al 9 de diciembre próximos.

En esta reunión preparatoria se trabajó en el llamado «Paquete de Cancún», formado por cuatro temas: el Fondo Verde, el Mecanismo de Tecnología, las medidas para fortalecer la adaptación al cambio climático y un sistema de monitoreo, reporte y verificación.

De esos cuatro aspectos, el último era el más atrasado, pero según Figueres, en la reunión de esta semana se han registrado avances importantes «de cómo va a ser ese sistema».

«Una de las cosas gratas es que ese impasse se ha roto y los países están trabajando constructivamente y pensando en conjunto», indicó Figueres.

Otro punto en el que se han logrado avances es el relativo a las diferencias de varios bloques de países en torno al Protocolo de Kioto sobre reducción de contaminantes.

Figueres aclaró que «el Protocolo no vence, no tiene fecha de vencimiento, lo que vence es el primer periodo de compromiso del Protocolo».

Ante la posibilidad de que los países fracasen en lograr acuerdos, Figueres alertó que «no hay plan b porque no hay planeta b; tenemos un planeta y aquí tenemos que seguir adelante, no solucionar las cosas no se vale».

Explicó que los países en desarrollo (incluido China, México, Brasil y Corea del Sur) –comprometidos con una reducción sin tener altas emisiones- buscan un segundo periodo, bajo el cual las naciones industrializadas asuman metas de disminución más profundas.

Sin embargo, Rusia, Japón y Canadá descartan suscribir un segundo periodo de reducción, mientras la Unión Europea apoyaría firmarlo con condiciones y Estados Unidos nunca ha adoptado el Protocolo de Kioto «y mucho menos va a ser parte del segundo».

«Este es el tema grande de Durban, estuvo en Cancún y no se resolvió; ya los países no tienen el lujo de no resolver el problema por la razón de que el año entrante se vence el primer periodo», advirtió la diplomática costarricense.

No obstante, dijo sentirse optimista porque «los gobiernos a lo largo de este año han trabajado en buscar una solución a lo que pareciera ser un dilema que no se puede resolver».

«Han tenido mucha creatividad y están buscando, no quiero decir que la solución está ya en la mira, pero sí puedo decir que los gobiernos empiezan a tener flexibilidad, a escucharse y empezar a buscar una solución intermedia», acotó.

Señaló que países en desarrollo aceptan la reducción de contaminantes porque «saben que vamos a un futuro bajo en carbono y que quienes llegan primero llegan mejor, la competitividad futura va a estar en aquellas economías bajas en carbono».

«El esfuerzo tiene que ser global, diferenciado, porque no vas a comparar industrializados con las economías que van a tener responsabilidad en el futuro y otras que más bien somos vulnerables ante la irresponsabilidad de otros», comentó Figueres.

En el caso de Estados Unidos, estimó que una decisión será postergada hasta después de las elecciones del año próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba