Sembremos un árbol en el dia mundial del árbol

sembrando-medioambiente

Hoy, 28 de junio, es el Día Mundial del Árbol, el cual se celebra este 2012 por cuadragésima tercera ocasión consecutiva, desde que en 1969, durante el Congreso Forestal Mundial, celebrado en Roma, se estableciera con una fecha para recordar, aunque es costumbre celebrarlo el 21 de marzo, para coincidir con el inicio de la primavera.

Fueron los suecos los primeros ciudadanos del mundo que instituyeron un día del año como “Día del Árbol”, pero muchos años antes de ser precisamente mundial, en el año de 1840, cuando en Suecia ya se tomaba conciencia sobre la relevancia de los recursos forestales del planeta.
Treinta y dos años más tarde, en Norteamérica existían ya comunidades suecas de tamaño e influencia considerable, logrando que en 1872 se conmemorara por primera vez en nuestro continente.

En este día plantemos la mayor cantidad de árboles posible con el fin de mitigar los efectos del cambio climático y revertir los terribles efectos de la deforestación.

Esta fecha nos brinda la posibilidad de trabajar año a año buscando solucionar todos los problemas que están afectando a los árboles en nuestro planeta. La clave es reflexionar cómo cada uno de nosotros puede ayudar a este cambio.

¿Cómo podemos nosotros contribuir en el Día del árbol?

¿Sabías que para fabricar varias toneladas de papel a partir de celulosa virgen se necesitan 2.400 kilos de madera, 200.000 litros de agua y del orden de 7.000 kW/h de energía?
Reduce, Reutiliza y Recicla el papel.

Reduce el consumo de celulosa, evitando en lo posible la compra de productos de papel desechable que utilizas habitualmente como servilletas y pañuelos y sustitúyelos a ser posible por los de tela.
Reutiliza el papel para varios usos antes de levarlo al contenedor azul para su reciclaje. Utilizando el papel por las dos caras, o cuando te den un regalo, desenvuélvelo con cuidado y aprovecha el papel de envolver para otras ocasiones. De esta forma evitas utilizar más papel, que el necesario.
Recicla el papel y cartón usado, de esta forma «puede tener otras vidas». Para ayudar a preservar los árboles es muy importante el reciclado de papel. Reciclar el papel usado es una excelente forma de ahorrar madera, evitando la tala de más árboles, y además se ahorra agua y energía. Para obtener la misma cantidad de celulosa reciclada que de celulosa virgen se necesita 100 veces menos cantidad de agua (2.000 litros) y una tercera parte de energía (2.500 kW/h).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba