Sin temor al coronavirus: miles abarrotaron las playas de California

Este fin de semana, una ola de calor asfixiante golpeó a Californiay miles de residentes acudieron en masa a la playa, a pesar de la súplica del gobernador del estado, Gavin Newsom, de permanecer en casa para evitar una mayor propagación del COVID-19.

Los bañistas acudieron a las playas del Condado de Orange, al sureste de California, que se encuentran abiertas por decisión de las autoridades locales. Hasta allí se acercaron habitantes de Los Ángeles y San Diego, donde la costa permanece cerrada al público. Un comportamiento que algunos funcionarios calificaron de irresponsable.

“No necesitamos que salgan y se infecten en otro condadoy luego regresen contagiados”, dijo en declaraciones a la cadena Fox la Doctora Barbara Ferrer, Directora del Departamento de Salud Pública de Los Ángeles.

Los ciudadanos de California llevan en cuarentena desde el 19 de marzo, día en que el ejecutivo estatal emitió la orden de permanecer en casa. Sin embargo, las altas temperaturas de este fin de semana, que alcanzaron los 37 grados centígrados en algunas regiones, llevaron a algunos a quebrantar el aislamiento para refrescarse en el mar, jugar en la orilla, e incluso, tumbarse en la arena durante horas.

Los ciudadanos de California llevan en cuarentena desde el 19 de marzo, día en que el ejecutivo estatal emitió la orden de permanecer en casa. Sin embargo, las altas temperaturas de este fin de semana, que alcanzaron los 37 grados centígrados en algunas regiones, llevaron a algunos a quebrantar el aislamiento para refrescarse en el mar, jugar en la orilla, e incluso, tumbarse en la arena durante horas.

Ya el gobernador Gavin Newsom había vaticinado lo que ocurriría este fin de semana si se cumplía la previsión de altas temperaturas. Y por eso, a través de redes sociales, suplicó a los californianos que no quebrantaran la cuarentena, ya que sólo así podrían vencer al COVID-19.

El hecho de que algunos residentes de Los Ángeles se desplacen hacia el sur para disfrutar de un día de sol en una playa abarrotada, podría perjudicar la recuperación del estado. Un miedo que también comparte el gobernador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba