Su perra le salvó la vida y además ayudó a crear un método para detectar enfermedades

1_Dogscharity_3111671b.jpg

Asombrada por la inteligencia de los animales después de años de intensa investigación, Claire Guest, del Reino Unido ha llegado a la coclusión de que los perros pueden detectar trastornos de salud, incluyendo niveles bajos de azúcar en sangre y células cancerosas, usando nada más que sus narices.

Guest cuenta que 5 años atrás, su perra Daisy se acercó unas cuantas veces a su pecho, lo que era muy extraño, ya que no lo había hecho nunca. Pronto la doctora empezó a sentir algo raro en el mismo sector. “Pensé que había algo allí, un bulto”, dice ella. Una visita al médico confirmó que tenía un quiste en el seno izquierdo, el lugar exacto que su perra había señalado. Luego de una mamografía y una biopsia, Claire se enteró de que padecía cáncer de mama.

“El cirujano me dijo que era una suerte increíble que la enfermedad haya sido diagnosticada tan temprano. Ahora me liberé del cáncer”, afirma Guest, quien está convencida que su perra le salvó la vida al detectarlo.

Fue entonces que en 2008 Claire decidió fundar ‘Perros de Detección Médica’. Los perros trabajan en un laboratorio donde detectan enfermedades como diabetes, Addison y hasta cáncer usando su olfato.
Allí los animales deben olfatear unos tubos que contienen muestras de aliento o de orina y según los investigadores empiezan a mirar fijamente la muestra anormal.

Perros pueden detectar cáncer de pulmón

“Las diferencias que vemos son increíbles. Hay un menor número de pacientes en los hospitales, un menor número de llamadas a la ambulancia; son personas cuyas vidas han sido totalmente transformadas gracias a estos animales”, dice Claire.

Después de detectar el cáncer de su dueña, Daisy se convirtió en el animal más importante de la organización. La perra analizó 6500 muestras y detectó correctamente 500 casos de cáncer. Según cree la doctora Guest, la reciente campaña de ayuda podría ayudar a ampliar las investigaciones y entrenamientos para salvar más vidas.

Fuente: The Telegraph

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba