Turanor-Planet Solar: un barco impulsado por energia solar

Turanor-PlanetSolar

Las historias del escritor Julio Verne tratan de volverse realidad más de un siglo después de haber sido escritas. Uno de sus seguidores, el suizo Raphael Domjan, intenta imitar una de ellas: La vuelta al mundo en 80 días. La diferencia es que su travesía dura unos 200 días y no es en un simple barco y otros medios de transporte, como en la novela, sino en una moderna embarcación llamada Turanor-Planet Solar, que necesita del sol para navegar y así demuestra el uso de energía renovable. El costo de la nave fue 20.000.000 de dólares.

Cuando Domjan habla del proyecto su rostro se alegra y sus ojos destellan, porque la idea descabellada, con un costo tan alto, no fue sencilla de hacerla realidad. Ya no era el barco de cartón con el que de niño solía jugar mientras escuchaba las historias de su abuelo: el que ahora quería era de verdad, un barco que se apodere de la energía del sol, que surque los océanos en menor tiempo y que cumpla con la creencia de Verne, de que “el hombre tiene la capacidad de proteger el planeta”.

Y así fue. Desde el 2001 empezaron contactos y gestiones para su proyecto. En el 2004 se hizo un estudio que determinó su factibilidad. Luego se siguió con más contactos económicos y de técnicos y especialistas, hasta que a inicios del 2009 fue construido en Alemania por la compañía Sun Power Corporation.

Características
La embarcación, que parece una nave espacial sobre grandes esquís, mide 31 metros de largo, 15 de ancho y cuenta con 500 metros cuadrados de paneles solares que se abren, se cierran y extienden para que los rayos solares penetren y generen electricidad a los motores.

Los paneles están conectados a baterías que pesan unas 13 toneladas. Las cuales pueden acumular hasta 1,3 megavatios de energía bajo cubierta y que permite navegar en la oscuridad o en medio de una tormenta por lo menos tres días.

Para limitar su peso lleva dos patines flotador-hidrodinámicos, que son livianos y van unidos por cuatro patas a su casco. Todo está construido con carbono ligero. Tiene dos hélices de carbono, el doble de grandes para una nave de su tamaño, que funciona con timón. Es propulsado por cuatro motores eléctricos con potencia de 176 kilovatios, con un consumo de 20 kilovatios por hora.

“Esta nave tiene una forma diferente de navegar, es más complicado. Hicimos estudios para atravesar olas, corrientes, vientos…”, dice Domjan.

Recorrido
En septiembre del 2009 empezó la travesía en Mónaco, pasó por las islas Canarias, Miami, Cancún, Cartagena, Panamá. Fue la primera embarcación que cruzó en 26 días el Atlántico y ahora llegó a las Galápagos. En total, 110 días de navegación.

La idea es compartir su experiencia con países que estén interesados en el uso de energía alternativa y concienciar a quienes no. Ecuador es uno de los países que está apostando a la energía cero combustibles fósiles. Las Galápagos tendrán la primera isla verde del mundo: Floreana, que será llamada así desde el próximo martes debido a que su energía será en base al aceite de piñón.

Pero el recorrido de los aventureros, en búsqueda de motivar el consumo de energía limpia, continúa. Las próximas paradas serán en Polinesia, Austria, Japón, Singapur, Abu Dabi… y concluirán en marzo o abril del 2014.

Domjan está feliz al ver que el barco solar que nació en medio de la incredulidad se convirtió en realidad gracias a los avances de la ciencia y de la técnica.

El Turanor, en su interior, no es de lujo, como son los barcos de ese tamaño. Unos modestos camarotes, una cocina miniatura, pequeños pasadizos… todo muy bien amoblado.

Lo mejor es que los amplios espacios de descanso ayudan a admirar la inmensidad del mar, las gaviotas volando, uno que otro delfín o ballena saltando por las aguas del océano o simplemente aliviar los sofocantes días a causa de los calurosos rayos solares, que caen incesantes para dar energía al barco que un día se ideó de un cuento.

Impulsado exclusivamente por energía solar, El Turanor-Planet Solar es un catamaran que demuestra que el uso de la energia solar para mover vehiculos acuaticos no es una utopia, es una realidad la cual lo unico que necesita es empuje tecnologico y apoyo de las empresas y gobiernos para dejar de usar combustibles fosiles contaminantes y pasarnos a las energias renovables para el cuidado del medio ambiente.
Hoy, y no mañana, tenemos la tecnología y la energía para hacer cambiar las cosas.

3 comentarios en “Turanor-Planet Solar: un barco impulsado por energia solar”

  1. Pingback: El mayor barco solar alcanza la mitad de su viaje por el mundo | Ecologia y medio ambiente | Diario Ecologia

  2. Pingback: El mayor barco solar alcanza la mitad de su viaje por el mundo | Innovación 3000

  3. Pingback: Turanor-Planet Solar: un barco impulsado por en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba