Turismo ecológico y la protección de animales

elefante1

La preocupación por los temas ambientales es, en muchas oportunidades, un factor determinante en la toma de decisiones de los turistas. En esta nota una reflexión sobre cómo algunas propuestas turísticas afectan a los animales en su hábitat y cómo podemos minimizar el impacto desde la industria.

Algunas propuestas aparentemente divertidas, emocionantes o educativas, pueden perjudicar a los animales nativos de determinados destinos turísticos. A continuación algunos consejos para evitar afectar negativamente a los animales durante las vacaciones:

  • No pagues para dar de comer a los elefantes que están en las calles de algunas ciudades: se trata de animales que viven una vida horrible, que se mueven en un ambiente del todo innatural para ellos y sin los cuidados mínimos necesarios.
  • No te apuntes a los paseos en elefante y no vayas a ver los elefantes que actúan.
  • No participes de actividades que impliquen animales enjaulados, encadenados o en actuaciones.
  • Evita alojarte o comer en hoteles y restaurantes que expongan animales salvajes en cautividad.
  • Participa tan sólo de actividades que realmente ayuden a los animales.
  • No nades con delfines u otros animales salvajes.
  • Ayuda a los perros y gatos abandonados.
  • Evita los paseos a caballo o burro en carros tirados por ellos.
  • No des de comer a los animales salvajes ya que esto puede tener graves consecuencias para su salud y para tu seguridad.
  • No toques a los animales salvajes, ya que sin quererlo podrías pasarles alguna enfermedad y también poner en riesgo tu seguridad.
  • No grites, hagas ruido o fumes cerca de los animales.
  • No provoques a los animales.
  • No compres souvenirs hechos con partes de animales ni te lleves ningún animal vivo como recuerdo.
  • No apoyes el uso de animales como objeto fotográfico y no te hagas fotografiar con animales que se utilizan para este propósito.
  • No sustentes el negocio de los osos bailarines.
  • No vayas a ningún circo que utilice animales.
  • No interactúes de ninguna manera con animales peligrosos.
  • No compres souvenirs hechos con material animal o cualquier otro producto de origen animal.
  • No apoyes espectáculos donde los animales tengan que realizar tareas que no tienen nada que ver con su comportamiento natural.
  • Pregunta al Tour Operador o a los centros antes de visitarlos si disponen de proyectos de conservación y/o programas educativos activos, ya que esto es lo que ofrecen los lugares responsables.

En avistamientos de animales en su hábitat natural:

  • Pide al guía que no se acerque demasiado a los animales para evitar que se asusten con nuestra presencia o que interfiramos en su comportamiento natural.
  • Si un animal intenta esconderse o parece asustado o alarmado con nuestra presencia, pide a tu guía que no lo persiga más.
  • Cuando te encuentres en proximidad de un animal, habla en voz baja y no hagas movimientos repentinos que puedan asustarle.
  • No te acerques a zonas de cría (nidos, madrigueras, guaridas, etcétera) ya que esto puede poner en peligro el éxito de la cría.
  • Ten en cuenta que utilizar el flash de la cámara de fotos puede asustar a los animales y hacer que se vuelvan agresivos.
  • No te acerques a los animales, sino deja que sean ellos que se acerquen  cuando y si lo quieren.
  • Si decides no participar en una actividad que implique animales enjaulados o maltratados explica a los responsables el por qué de tu decisión. Deben saber que el bienestar de los animales preocupa a mucha gente y que pueden perder ocasiones de negocio si siguen explotando animales.
  • Si observas algún tipo de maltrato durante tus vacaciones toma fotografías, toma nota de toda la información posible y… ponte en contacto con organismos que ayuden a la protección de los mismos!

Fuente de información: Faada

1 comentario en “Turismo ecológico y la protección de animales”

  1. Pingback: Turismo ecológico y la protección de animales | UrsulaSola's Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba