Una dieta para conservar el planeta

Por. Por Harry Usseglio. Con el afán de inculcar una dieta que sea nutritiva y a la vez favorezca el medio ambiente, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), publicó una “Dieta saludable para un planeta sonriente”.

Tomando la guía nutricional del gobierno de Escocia, el estudio ilustra algunos ajustes «sorprendentemente simples» a la dieta diaria, que pueden «mejorar la salud, reducir el impacto de los hábitos alimenticios sobre el mundo natural y ayudar al Reino Unido a alcanzar sus objetivos de reducción de gases de efecto invernadero», explica el comunicado de la Universidad escocesa de Aberdeen, que auspició la investigación.

El jefe de campañas de WWF, Colin Butfield, aclaró que la iniciativa «no es una propuesta radical, sino que es una dieta que contiene carne o pescado cada dos días e incluye todo, desde pollo al curry con queso macarrones».

La investigación que está dirigida al público en Gran Bretaña, no obstante puede aplicarse en otros países.

El informe recomienda, en resumen:

  •  Comer más frutas, verduras y cereales (especialmente cultivados en la región y en temporada)
  •  Comer menos carne (carne de todo tipo -de color rojo y blanco- son un «punto caliente» en términos de impacto ambiental)
  •  Comer menos alimentos altamente procesados, que tienden a consumir mayores recursos en la producción

Según los científicos, los alimentos procesados no son ricos en fibra, por lo que, si el porcentaje consume de alimentos procesados es alto, a la larga esto traerá consecuencias en los canales digestivos e intestinales. Al contrario, las frutas, verduras y cereales contienen grandes cantidades de fibra. Los alimentos de alto contenido en fibra dietética trabajan con las funciones naturales del cuerpo para mejorar el funcionamiento digestivo.

«Cuando nos fijamos en lo que comemos, es evidente que hay coincidencias importantes entre lo que es saludable para el planeta y lo que es saludable para la gente. Este es un ganar-ganar que debe ser plenamente explotado», dijo Colin Butfield, citado en el comunicado de la Universidad de Aberdeen.

El WWF espera fomentar un debate constructivo y catalizar la acción del gobierno y los minoristas para el desarrollo sostenible en los hábitos alimenticios. «Cuando se suman los costos para el medio ambiente, los servicios de salud y el bienestar de la gente, resulta increíble que esto no se aborde con más vigor», dijo Colin Butfield.

«Para algunos [consumidores], podría ser incluso más barato», agregó.

Cómo acceder a la dieta (en inglés)

Haciendo click aquí, puede acceder a:

  • una lista de compras
  • menú sugerido para 7 días
  • el informe «Vivir bien»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba