Una muestra para quienes no creen en el cambio climático

cambio climatico diarioecologia.jpg

Se preguntan personas incrédulas si la participación del hombre tiene algo que ver en el fenómeno de cambio climático.

Podemos responder desde sencillas observaciones, desde las modificaciones de extensas aéreas de ecosistemas preexistentes en las cuales establecemos ciudades y miles de hectáreas de producción agropecuarias, hasta vistas aéreas o rios contaminados y vemos ese smog que cubre las grandes urbes.

También, sin escaparnos a otras latitudes, nuestra ciudad, con la enorme contaminación que presenta.

Todo esto sin lugar a dudas es tarea inconmensurable humana consciente o inconsciente, pero directa o indirectamente inciden en el fenómeno de cambio climático.

Por otro lado, el Panel de Expertos en Cambio Climático, IPCC, de la Convención de Naciones Unidas integrado por destacados premios Noveles y Científicos a través de sus informes periódicos advierten de la gravedad de la situación en la cual nos hallamos, cuantificando verdades palmares, como el aumento de la concentración de carbono en la atmósfera relacionadas directamente con el aumento promedio de la temperatura en el planeta.

Localmente tenemos trabajos científicos que muestran una manifestación de cambio climático como son las precipitaciones torrenciales, donde se demuestra la tendencia de aumento de lluvias mayores de 100 milímetros diarias habiendo tomado registros de los últimos 100 años. Demás está decir la recurrencia de este tipo de precipitaciones que ha padecido el pais en los últimos años. También es cierto que participamos, como integrantes del universo, del fenómeno inexorable de evolución, que es básicamente cambio a través del tiempo, pero a este proceso se le suma en nuestro ámbito planetario la acción entrópica con la incorporación y densificación de la atmósfera de gases “extras” de efecto invernadero desencadenando modificaciones y aceleraciones a procesos climáticos. También es de destacar la destrucción de ecosistemas, boscosos y selváticos que retienen temporalmente el carbono. Consumimos mucha energía pensando que es inagotable y sin consecuencias, pero drásticamente estamos experimentando las consecuencias con catástrofes que nos llevan vidas humanas y bienes, tanto en el hemisferio norte como el sur y de una manera transectorial. Es hora que se tomen cartas en el asunto, parece que nuestra sociedad se encuentra adormilada, es responsabilidad de todos pero diferenciada. El cambio climático es una realidad y debemos trabajar en adaptación sobre todo, con una gestión acorde a nuestras necesidades. Todavía estamos a tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba