Una sola embarcación de gran tamaño produce más emisiones en un año que muchos pequeños estados isleños que serán severamente afectados por el cambio climático

Las emisiones de dióxido de carbono de los barcos deben incluirse en las metas globales de reducción del Reino Unido, advirtió el Comité sobre Cambio Climático, una comisión asesora del Gobierno británico.

Globalmente, las emisiones de la navegación se están incrementando entre un 3% y un 4% anualmente y se calcula que, debido al aumento del comercio, podrían representar un cuarto de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero en 2050.

En un estudio reciente, la ONG Oxfam señaló que las emisiones de la navegación representan actualmente cerca del 3% de las emisiones globales, un porcentaje mayor que todas las emisiones de Alemania, por ejemplo, y el doble de las de Australia.
Otras estimaciones hablan del 4,5 %. Una sola embarcación produce más emisiones en un año que muchos pequeños estados isleños que serán severamente afectados por el cambio climático, agrega la ONG.

En su nuevo informe, el Comité sobre Cambio Climático asegura que la incorporación de la actividad naviera es necesaria para que el Reino Unido logre reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en 80% de los niveles de 1990 para 2050, tal como lo dispone una ley aprobada en 2008 (ClimateChangeAct).

Las emisiones de la aviación y los barcos no están incluidas en el programa de reducción actualmente, pero algunos expertos señalan que es hora de tomar en cuenta el alto nivel de liberación de CO2 de esas industrias.

La navegación podría representar en 2050 hasta un 10% de las emisiones permitidas del Reino Unido.
El Gobierno británico adoptó una serie de metas de reducción de emisiones de CO2 en períodos de cinco años hasta 2050.

Si el Gobierno incluye en el total de emisiones permitidas a la navegación y tal vez en un futuro a la aviación, esto significa que las limitaciones en otros sectores como la electricidad y el transporte deberán ser más estrictas en el futuro.

El Comité sobre Cambio Climático estima que la industria naviera del Reino Unido es responsable por la emisión de entre 12 y 16 millones de toneladas métricas de CO2 por año.

Las organizaciones no gubernamentales internacionales Oxfam y WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza) divulgaron en septiembre un informe recomendando un impuesto a la navegación que permitiría recaudar 10.000 millones de dólares por año para la adaptación al cambio climático en los países pobres.

La navegación internacional, al igual que la aviación, han sido excluidas durante demasiado tiempo de los esfuerzos por reducir las emisiones globales de CO2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba