WoW. Cuando su esposa murió hace años, su viudo creó la cosa más romántica que hemos visto

0001howes1

Se dice que uno de los comportamientos que terminaron por distinguir definitivamente al ser humano del resto de los animales, fue la preocupación que ponemos en nuestros muertos, las emociones involucradas en la decisión de no abandonar el cadáver aun a sabiendas de que no es más que materia inerte. Las tumbas, las incineraciones y todos los rituales en torno al fallecimiento de un ser querido, son casi siempre una de las últimas muestras de amor que tributamos a esa persona.

La esposa de Winston Howes, Janet, murió hace 21 años, y él estaba tan afectado por la pérdida que quería hacer algo grande para recordarla. Así, empezó con algo pequeño… plantado algunos árboles.

Con los años, lo que hizo se convirtió en la cosa más romántica que hemos visto.

Hay muchos que piensan que el amor es para toda la vida. Y, sobre todo, que se escapa de la muerte. Es el caso de Winston Howes, un agricultor que al fallecer su esposa quiso hacerle un homenaje muy especial. El enamorado pasó semanas enteras plantando robles, para conseguir un bosque con los años que cuidara la forma de un corazón, seguramente el de su esposa, en el centro.

 

0001howse
 

Winston Howes y Jane se casaron en 1962, tan solo 35 años más tarde, en 1995, ella falleció repentinamente a causa de un fallo cardíaco. La conmoción fue terrible para su marido, que tuvo una idea para recordarla. Él mismo habla de su idea como una inspiración, ese corazón en la pradera se ha convertido en un lugar precioso y duradero en su honor, un sitio de reflexión y lleno de dulces memorias donde suele acudir.

Dos años después de que su señora muriera de forma repentina a los 50 años de edad, Howes comenzó a crear su singular homenaje.

Para ello, plantó 6 mil robles y dejó una zona sin cubrir, justo en el centro de su terreno, de modo de que se dibujara un gran corazón.

En dicho centro, solía estar la casa donde Janet pasó su infancia, lo que tuvo especial importancia a la hora de elegir el terreno para hacer el tributo.

En este sentido, cabe indicar que durante los últimos 15 años, en que el corazón se hizo más latente a medida que crecían los árboles, el homenaje permaneció en secreto.

 

0001howes2
 

Hasta hace un tiempo era secreto, ni siquiera la familia del agricultor sabía de su existencia. Cuando un piloto de globo aerostático lo vio desde las alturas. En un principio no se lo podía creer, era lo más hermoso que había visto en sus viajes en globo, declaró el piloto. No dudó en tomar fotografías a las vistas, que desde tierra no se pueden apreciar.

Se trata, en suma, tanto de una historia de amor notable, como de una metáfora vuelta realidad a propósito de algunos de los motivos poéticos más recurrente sobre la condición humana y nuestros tratos con el amor: la persistencia de las emociones, la ausencia, la pérdida, el inclemente paso del tiempo que al final todo lo deslava, etc.

Fuente: Daily Mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba