Ya somos 7 mil millones de personas en el mundo conoce los retos para el futuro

mundoNUMeROS

El próximo 31 de octubre la población del planeta llegará a siete mil millones, un hito que plantea desafíos y oportunidades sin precedentes para toda la humanidad, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, en inglés).

El aumento exponencial de la población y las condiciones ambientales más frágiles en la historia del hombre, se encuentran generalmente en los países pobres, que suelen tener escasos recursos económicos y sus políticas públicas no son lo suficientemente adecuadas para resolver los problemas que padecen. Esto amenaza el desarrollo sustentable de los países y produce un mayor deterioro del nivel y calidad de vida de la población, documentó el UNFPA en su informe Sustentabilidad Medioambiental: Población, Pobreza y Medio Ambiente.

El cambio climático también provoca que algunas naciones no sean autosuficientes y sostengan su alimentación con la ayuda que otros países les pueden ofrecer. Al respecto, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) advierte que los recursos naturales ya no serán suficientes, si no se empieza a tomar medidas para su conservación y un mejor aprovechamiento de éstos.

La FAO proyecta que en 2050 se necesitará producir anualmente mil millones de toneladas de cereales y otros 200 millones de toneladas de carne para alimentar a todos los habitantes del planeta. Para hacer frente al aumento de 4% de la población mundial para el año 2050, la producción agrícola tendría que incrementarse en 70%, y casi 100% en los países en desarrollo.

Las sociedades que conforman este mundo heterogéneo se enfrentan a diferentes retos. Mientras en algunos rincones del mundo las personas se mueren porque su alimentación es escasa, y viven en regiones donde el agua es un líquido que apenas alcanza a humedecer los labios de miles de niños, en otros naciones el consumo en exceso de algunos alimentos y bebidas provoca enfermedades que se convierten en un desafío para la población y el sistema de salud de un país, como la obesidad.

¿Cómo está compuesta la población mundial y cuáles son sus principales preocupaciones? El mundo está envejeciendo rápidamente, pero la mayoría de los países en desarrollo no están preparados para este cambio demográfico. A nivel mundial, uno de cada nueve personas tiene al menos 60 años de edad, y el número de personas ancianas sigue aumentando en todas las regiones. Para el año 2050, dos mil millones de personas —uno de cada cinco del total de la población mundial—tendrá 60 años o más. El envejecimiento de la población se está produciendo a un ritmo más rápido en los países en desarrollo, más acelerado de lo que sus economías crecen.

Lograr el desarrollo humano, mientras existen problemas ambientales como la degradación de la tierra, las cuencas hidrográficas y la pesca marina, la deforestación, la contaminación y el cambio climático, entre otros, es un desafío inmenso, pero fundamental para la humanidad. Lograr la conservación del medio ambiente y el bienestar humano, son parte de las principales preocupaciones mundiales sobre las cuales cada país puede determinar las medidas más apropiadas a tomar para lograr la sustentabilidad del medio ambiente.

Seguridad alimentaria

El crecimiento de la población ha creado una demanda mayor de alimentos. Mientras que la producción mundial se proyecta para satisfacer las demandas de consumo para las próximas dos décadas, a largo plazo las previsiones indican el empeoramiento de la inseguridad alimentaria en muchos países, especialmente en el África subsahariana. La Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO, en inglés), estima que para cubrir las necesidades de la población mundial en 2020, la producción de alimentos tendrá que duplicarse.

La crisis alimentaria que actualmente se vive en El Cuerno de África muestra la necesidad de proveer a las personas más pobres del mundo, un mejor acceso a la planificación familiar como parte de los esfuerzos para prevenir tragedias en el futuro.

El cambio climático inducido por las acciones del hombre provocará un impacto negativo en la productividad agrícola en las zonas tropicales y subtropicales. Se prevé que la cantidad y la calidad del agua disminuirán en las regiones más áridas y semiáridas, aumentará de la incidencia de malaria, dengue y otras enfermedades transmitidas por bacterias en las zonas tropicales y subtropicales, y se dañarán los sistemas ecológicos y su biodiversidad, de acuerdo con el Banco Mundial. Además, el aumento del nivel del mar asociado a los incrementos esperados en la temperatura, podría desplazar a decenas de millones de personas que viven en zonas bajas, como el Ganges y el Nilo, y amenazar la existencia de los pequeños estados insulares.

Ir arriba