3 razones para usar tejas de neumáticos reciclados. La primera: Son más baratos

Los usos para los neumáticos reciclados son ilimitados. Los fabricantes especializados en productos ecológicos no dejan de idear nuevos usos. Uno de esos productos que está ganando popularidad a medida que aumenta la conciencia medioambiental son las tejas para viviendas fabricadas con neumáticos reciclados. Estas tejas son rentables, duraderas y excelentes para el medio ambiente.

Los neumáticos en desuso generan un importante problema ambiental. Como son residuos de gran volumen, su disposición final no es fácil de gestionar y suelen terminar en basurales a cielo abierto. También es frecuente encontrarse con neumáticos descartados en la vía pública, donde acumulan agua de lluvia y se convierten en el reservorio ideal de criaderos de mosquitos que pueden transmitir enfermedades como el dengue. 

Rentable

Las tejas de goma son una opción mucho más rentable que el cedro o incluso el asfalto. Mientras que el asfalto puede en su momento tener el mismo precio al principio, en el mejor de los casos los fabricantes dan al producto una garantía de 10 años, lo que significa que tendría que reemplazarlo hasta tres veces más que los techos de goma.

Durable

Una de las mayores ventajas de los techos de goma es su durabilidad. Debido a la naturaleza del material, estos techos son notablemente resistentes a la deformación y el agrietamiento. Su grosor crea un increíble aislamiento al calor y al sonido. También es resistente al fuego gracias al trihidrato de aluminio que se añade durante el tratamiento de las tejas. Además, las tejas son resistentes al agua. Esto les permite funcionar especialmente bien en la lluvia y la nieve. Si a esto le añadimos el hecho de que estos tejados tienen una garantía de 30 años y que se pueden diseñar para que parezcan tejados de gama alta, tenemos un producto fantástico.

Respetuoso con el medio ambiente

El proceso de fabricación de las cubiertas es relativamente sencillo. En primer lugar, se compran los neumáticos, normalmente por unos 5-6 dólares la pieza. A continuación, los neumáticos se cortan en pequeños fragmentos. Una vez en trozos o fragmentos, se someten a otro proceso que los convierte en pequeños gránulos. A continuación, entran en un proceso de limpieza que los libera de residuos de nailon y acero. Después, vuelven a pasar por el proceso de granulación y por un proceso de tratamiento que permite darles nueva forma. Parte del proceso de tratamiento consiste en tratar el caucho con productos químicos que lo hacen resistente al fuego. Una vez realizado el tratamiento, el caucho se calienta, lo que permite darle la forma de las tejas.

Los neumáticos reciclados tienen numerosos usos, y las tejas de caucho son una de las opciones más útiles. Son el material ideal para techos por su rentabilidad, durabilidad y propiedades ecológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba