Bolivia proyecta obtener ecodiesel de la basura

La basura dejará de ser un problema, ya que con un tratamiento adecuado podrá constituirse en un producto rentable y ecológico.
Así lo consideró el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Bolivia, que de la basura planea obtener diesel ecológico, denominado ecodiesel.

Se prevé que la primera planta de demostración llegará a Bolivia en febrero de este año.
De acuerdo con el viceministro del ramo, Roger Carvajal, junto al diesel se producirán abonos, materiales de construcción, alcoholes, gas, además de fuentes de empleo, que son un elemento social fundamental.

En el mundo hay varios países que aprovechan la basura para reciclarla y elaborar una serie de productos.
En muchos casos, existen novedosos sistemas de tratamiento de residuos que permiten reciclar hasta el 99 por ciento de los materiales, con procedimientos que se basan en someter las basuras a altas temperaturas y procesarlas con maquinarias adecuadas.

El gobierno boliviano tiene un plan para obtener ecodiesel a partir de la transformación de la basura doméstica que diariamente es generada en miles de toneladas, tanto en las ciudades como en las poblaciones rurales.

«Toda la basura que producen las ciudades y las poblaciones pequeñas habría que recolectarla y convertirla en paquetes que entrarán a una planta para ser transformada en ecodiesel», dijo Carvajal.

Según Carvajal, se denomina ecodiesel porque no será contaminante, y tendrá la función de descontaminar el ambiente de las toneladas de basura que se producen en las ciudades.

El viceministerio de Ciencia inició en 2009 la búsqueda de tecnología para el tratamiento de la basura y su correcto aprovechamiento en la generación de energía.

El proyecto responde a que en Bolivia la acumulación de basura está causando serios problemas, emitiendo elementos contaminantes y dañinos para el medio ambiente.

En ese sentido, la autoridad indicó que hasta el momento se encontró una planta en Alemania que procesa los desechos orgánicos sin contaminar el ambiente, la cual ya fue visitada por los funcionarios del ministerio con la finalidad de, posiblemente, aprovechar esa tecnología para su aplicación en Bolivia.

Sin embargo, la prospección tecnológica continuará con visitas a otros países que hace tiempo incursionaron en el proyecto, como México y Estados Unidos.

«Estamos en procura de traer una planta demostrativa que en este momento tiene una empresa (en México); demostraremos al país que esto es factible», apuntó.

Según Carvajal, para la obtención del ecodiesel se toma en cuenta toda la basura orgánica, incluso las llantas y otros plásticos.

Sólo se exceptúan elementos como piedras, vidrio, metal y latas.

El proyecto tiene previsto implementar plantas de transformación de los residuos orgánicos en diferentes tamaños y capacidades, dependiendo de la densidad demográfica de la ciudad o población rural donde se instalará la infraestructura.

De acuerdo con los estudios, existen grandes plantas que cuestan alrededor de 23 millones de dólares, con una capacidad de producción de 10.000 litros de diesel por hora y aproximadamente 240.000 al día.

Las ciudades pequeñas requerirán plantas más pequeñas, cada ciudad puede comprar la suya y pagarla rápidamente con el diesel que se produzca.

El viceministro sostuvo que para obtener más producción de combustible también se tiene previsto recolectar los desechos de la tala controlada de bosques, es decir, que en lugar de que la gente proceda a la quema de los residuos forestales podrán venderlos a las plantas para su reciclaje.

«También se puede utilizar la basura que ya estaba acumulada por más de 30 años en los botaderos», precisó Carvajal.

La política del gobierno de Evo Morales es de oposición a la producción del biodiesel de alimentos (trigo, arroz, maíz), porque afecta a la seguridad alimentaria y atenta contra los países pobres.

En consecuencia, apoya todo lo que sea ecológico.Hoy en día países como Alemania, Austria, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Malasia y Suecia son pioneros en la producción, ensayo y uso de biodiesel en automóviles.

En cambio, en otros países como Escocia se aprovecha la basura para productos que son considerados ecológicos porque no afectan al medio ambiente.

Este proceso ambiental consiste en hervir la basura en termoseparadores durante 45 minutos, a 160 grados, con una presión de tres atmósferas.

De este modo, la separación de los materiales se produce de forma automática.

Además, se evitan los malos olores, ya que los camiones realizan la descarga en silos cerrados.

Una vez separados los materiales en los termoseparadores, la basura queda dividida en fibra orgánica, metales férricos, aluminios, plásticos y vidrios, que pueden ser reutilizados en la fabricación de otros elementos.

La fibra orgánica se destina a la generación de gas metano y electricidad, de entre 20 y 30 megavatios anuales.

Los plásticos, por su parte, se transforman en combustible. Con 25.000 toneladas de plásticos se pueden generar 15 millones de litros de combustible de gran calidad por su bajo contenido en azufres.

En Bolivia se pretende implementar plantas que marquen un hito en materia medioambiental, ya que, además de que el proyecto es rentable para los ciudadanos y tiene garantizada su viabilidad, cumple con el Protocolo de Kyoto.

2 comentarios en “Bolivia proyecta obtener ecodiesel de la basura”

  1. Pingback: Bolivia proyecta obtener ecodiesel de la basura

  2. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba