Parajet Skycar: el auto que vuela, usa paracaídas y es ecológico

El prototipo que te presentamos ahora se lleva todos los honores. No sólo vuela, sino que aterriza gracias a un paracaídas y, por si fuera poco, utiliza bicombustible etanol para hacer girar una turbina similar a un ventilador que es lo que le proporciona el movimiento. Denominado Parajet Skycar, sus creadores lo tienen listo para salir a la acción. Un viaje entre Londres y Tombuctú será su bautizo de fuego.

Con una imagen que recuerda al KTM X-Bow, la rareza de este auto volador radica en su filosofía ecológica, en la forma de aterrizar y en la manera de moverse. Podríamos decir que este Parajet Skycar es una mezcla de un deportivo futurista, un paracaídas con neumáticos y un ventilador. Podría parecer una broma, pero el anuncio de la empresa que lo ha desarrollado de que el próximo enero volarán de Londres a Tombuctú (Mali), como viaje inaugural, viene a corroborar que el auto volador está listo para salir a la venta.

El Parajet Skycar afrontará en su periplo iniciático un recorrido de 3,700 millas que son las que unen a las dos capitales. Surcando el Océano Atlántico, la Península Ibérica, el rocoso Magreb y las dunas del Sahara, el Skycar tratará de demostrar a todo el mundo sus virtudes como artefacto rodante y como artefacto volador.

¿Y cuáles son? Según sus creadores, puede pasar del modo auto al modo avión en menos de tres minutos. En el aire, alcanza velocidades cercanas a las 68 mph y una altura de entre 2,000 y 3,000 pies. En carretera, su velocidad máxima es de 110 mph y puede manejarse sin repostar durante 250 millas. Sus cifras de aceleración no están nada mal; pasa de 0 a 60 mph en 4.5 segundos. Tiene capacidad para dos personas y está homologado para su uso en carretera. De datos de consumo, no sabemos nada, pero conocemos que será poco contaminante, gracias a un motor Yamaha YZF-R1 de 998 cc, modificado para utilizar etanol. Su potencia es de 140 HP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba