Serpiente gigante se come guardia de seguridad

Salvar el medio ambiente se ha convertido en una causa muy celebrada en el último par de décadas. Desde la protección de los bosques tropicales a guardar los océanos y los animales, hay legiones de personas que tratan de hacer la diferencia. El ver a esta gente hacer todas estas cosas buenas por la naturaleza me hace sentirme muy agradecido porque están ahí, pero ¿qué pasa con la propia naturaleza?.

La naturaleza no es buena ni mala simplemente es como es y por eso no dejan de sorprendernos historias como las que nos cuenta Bill, un camarógrafo de documentales que vivió en carne propia el evento cuando se encontraron restos humanos en el estomago de una serpiente piton de mas de 18 metros.

Asi lo cuenta Bill: ¿Cómo se siente la naturaleza con respecto a estas personas heroicas y su dedicación? Es la naturaleza agradecida por todo esto? ¿Puede la naturaleza apreciar una mano de ayuda y ofrecer agradecimiento de vuelta?. Nunca he pensado en esto, hasta un reciente viaje que hice al sur de Borneo. Me dirigía por el río Sekonyer no muy lejos de un pueblo llamado Kumai para ver algunos orangutanes semisalvajes que viven en los bosques pantanosos de un parque nacional conocido como Tanjung Puting. Es el mayor bosque protegido en el sur de Borneo.

«Hemos perdido un» guardabosques «en esta área,» mi guía Manny me dijo mientras señalaba a un pequeño muelle en el borde del bosque. Manny no era mucho mayor de 20 años y tenía un aspecto de sinceridad en su rostro. Él había estado guiando turistas por esta zona de Borneo por sólo unos pocos años.

«¿Qué quieres decir», le pregunté inocentemente. Era difícil imaginar que algo salga realmente mal desde donde me sentaba – comiendo buñuelos de plátano en la parte superior de un barco turístico de colores brillantes.

«Simplemente desapareció,» Manny me dijo. «Hace cerca de un mes en la estación de guardabosques en Pesalat.»

El explorador perdido, del cual rápidamente conocí un poco de su vida, era un chico de 27 años de edad llamado Digman proveniente de un pueblo cercano. Era el nuevo recluta de un equipo de 50 miembros de los eco-rangers que están asignados a la protección de la flora y fauna del Parque. Estos guardaparques ocupan una serie de estaciones repartidas por todo el parque por un mes a la vez. A veces están solos, a veces tienen 1 o 2 otros rangers con ellos. Ellos trabajan oficialmente para un programa de re-forestación llamado «One Man One Tree», que está dirigido por el Gobierno de Indonesia. Pero ellos también están ahí para proteger a casi todo, desde estragos de madereros ilegales, cazadores furtivos y colonos.

Digman siempre quiso trabajar en esta área. Desde que era muy joven, tenía el anhelo de proteger el medio ambiente. Se crió en el período de la deforestación masiva durante los noventa, e hizo todo lo que pudo para encontrar una carrera en la que pudiera ayudar a proteger el medio ambiente. Cuando consiguió un trabajo como guardabosques en el parque estaba muy contento. Felizmente se hizo con las pocas pertenencias que podía tomar, y se dedicó a su formación. Luego procedió a su primer puesto en Pesalat para una estancia de un mes.

Dos semanas después de que Digman entrara en funciones, otro guardabosques, Ledan, se detuvo para comprobar la guardia de Digman. Pero Digman no estaba. Ledan miró a su alrededor y encontró un poblador del lugar que dijo que el nuevo Ranger dejó el trabajo solitario y se fue a casa. Pero Ledan no lo creía. La cartera de Digman con el dinero y todas sus ropas estaban todavía allí. Ledan envió la noticia de que algo andaba mal.

La historia me recordó las historias estereotipadas que oyes provenientes de la selva tropical. Cuando un ecológista bienhechor se encuentra en medio de madereros ilegales y su madera o los cazadores furtivos y sus presas, e intentado hacer el bien es el que por lo general termina herido o incluso muerto. Pero eso no parece ser el caso aquí. Como mi guía Manny explica, todos los madereros y cazadores ilegales habían sido retirados del parque nacional así que no había ningún conflicto real en el país.

«Entonces, ¿qué crees que le pasó a Digman?», le pregunté.

«Hay un montón de cosas que podrían haber sucedido», contestó Manny.

Manny me dijo que los aldeanos tenían algunas teorías acerca de lo que pasó con Digman. La mayoría pensaba que Digman había sido devorado por un cocodrilo. El área está infectada de ellos y de vez en cuando, los cocodrilos son capaces de cazar un ser humano. Manny me dijo que unos años antes de mi llegada, un turista británico que estaba en un barco como el mío se tiró a nadar sin preocuparse. A pesar de las advertencias del capitán del barco a permanecer fuera del agua, este turista loco no podía contener el Steve Irwin que tenia por dentro y finalmente fue comido por un cocodrilo.

Según Manny, la policía llegó a investigar la muerte del turista. Querían encontrar el cuerpo y luego matar al cocodrilo antes de que se comiera a alguien mas, pero antes de que pudieran llevar a cabo su tarea, uno de los policías fue asesinado por un cocodrilo y la investigación fue abandonada.

«Wow», le dije con asombro. «Me siento mal por las personas que murieron, pero me sorprende que la policia con todo su entrenamiento tambien sea victima de los cocodrilos.»

Manny asintió con la cabeza y me dijo que la policía ya no sale a buscar a personas desaparecidas. «Si quieres que salgan, usted tiene que pagar», dijo.

«¿Quieres decir que la policía no salió a buscar a Digman?»

«No, sólo los otros rangers y la familia de Digman», confesó Manny.

«Y encontraron algo? »

«En realidad no. Hubo un momento en que pensaron que Digman podría haber sido devorado por una serpiente pitón, pero eso no se filtra hacia fuera. »

«¿Estás hablando de una serpiente?»

«Sí, Borneo cuenta con algunos de los ejemplares más grandes de serpientes Piton en el mundo. No mucho, tiempo después de que Digman desapareciera, alguien capturó una piton de 18 metros con restos humanos en su interior.

Yo no podia creerlo. «18 metros … ¿Me estás diciendo que capturaron una serpiente pitón de mas de 50 pies de largo?».

Manny sabía que era difícil de creer, asi que sacó su teléfono móvil y buscando a través de algunas imágenes, se detuvo en una, mostrándome una enorme pitón descansando sobre el brazo de una grúa. El brazo de la grúa estaba totalmente extendido y la serpiente era mucho mas del doble de largo. Yo no podía creer lo que veía.

8882541522_5b287252ce_o

«La atraparon con un pollo en una cuerda. Pero una vez que la mataron y la abrieron, descubrieron que era un guardia de seguridad de una de las plantaciones de aceite de palma cercanas, que también se habia perdido».

El guardia de seguridad estaba desnudo a excepción de su ropa interior. Esto llevó a los investigadores a creer que se bañaba en un río cercano justo antes de ser atacado por la gigantesca serpiente. La foto que Manny me enseñó de la serpiente era horrible. Se podía ver la piel de la serpiente a cielo abierto y en su interior, el torso humano. La cabeza ya estaba parcialmente descompuesta por los ácidos digestivos de la serpiente, pero todavía se definia lo suficiente como para hacer una identificación preliminar de que era el guardia de seguridad que estaba perdido, sin embargo un brazo era todavía muy reconocible, ya que cruzaba sobre la parte superior de la zona del estómago.

Apenas estaba digiriendo las imagenes y el terrible pensamiento de ser devorado por una serpiente cuando Manny empezó a hablar de otras cosas que podrían haber sucedido a Digman. «También hay leopardos en la zona, que son conocidos por atacar a los humanos», dijo. «Hace sólo unos meses, un ranger fue atacado por un leopardo. Por suerte, sobrevivió. Pero también es fácil que te maten de esa manera «.

Entonces, ¿qué pasó con Digman?

Nadie sabe a ciencia cierta qué pasó con Digman ya que nunca se encontró. La familia, frustrada por la falta de ayuda de las autoridades locales, con el tiempo acudió a un curandero del pueblo en busca de ayuda. El hechicero investigó y le dijo a la familia que su hijo había sido secuestrado por el espíritu del bosque llamado Hantu Utan, un medio simio, mitad ser humano.

Gracias por leer!. Si te gustó la historia, compártela.

Si ya has probado todo tipo de dietas y no ha funcionado, Aqui la solución.

Mas historias sorprendentes en nuestra PORTADA

1 comentario en “Serpiente gigante se come guardia de seguridad”

  1. Pingback: Serpiente gigante se come guardia de seguridad | Noticias de ecologia y medio ambiente | FUNDACIÓN FEFSA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba