Bebidas naturales para una verdadera quema de grasa

1_alcachofa2.jpg

Ningún producto o alimento es milagroso a la hora de bajar de peso, sin embargo, existen algunos alimentos como la alcachofa, que nos ayudarán a acelerar la pérdida de esos kilos, acompañado obviamente, de una alimentación saludable y ejercicio regular.

La alcachofa es una hortaliza tan saludable y rica, que muchas personas no sólo la utilizan para preparar deliciosos platos en su cocina, sino también para bajar de peso, ya que gracias a sus propiedades diuréticas y quema grasa, la convierte en un excelente complemento para adelgazar.

El extracto de alcachofa es uno de los pocos remedios herbales que ha pasado por experimentos y pruebas clínicas y que produjo resultados favorables. Se comprobó que este extracto ayuda a tratar muchas cosas, desde la diabetes hasta una simple cura de resaca. Uno de los beneficios favorables para mucha gente es la capacidad de este extracto para contribuir a la pérdida de peso.

Dentro de los beneficios que tiene consumir alcachofa encontramos: es un alimento ideal para las personas que tienen diabetes, contiene mucha fibra que nos ayuda a activar el metabolismo, evitar el estreñimiento y la inflamación del estómago, controla los niveles de colesterol, favorece la digestión y eliminación de las grasas, evita que retengamos líquidos y tiene muy pocas calorías, lo que la hace ideal.

Bebidas para quemar grasa hechas con alcachofas.

1_Alcachofa.jpg

1. Té de hojas de alcachofa. Coloca un montón de hojas de alcachofa en una olla con agua hirviendo. Cuando esté en ebullición, retira cuidadosamente las hojas y deja la infusión en reposo de 5 a 8 minutos.

Se aconseja beberla antes de cada comida, pero no es recomendable para aquellas personas que padecen de cálculos biliares así como en niños pequeños, mujeres en estado de embarazo o en período de lactancia, porque sus condiciones de seguridad no están clarificadas.

Cuando se toma el té de hoja de alcachofa antes de cada comida, se pueden disminuir los niveles de colesterol malo del organismo y con ello alcanzar un riesgo menor de contraer alguna enfermedad cardiovascular.

2. Agua de alcachofa. Lava y corta una alcachofa sin su tallo por el medio. Colócala en el fuego con abundante agua. Permite que hierva hasta que se ponga color marrón y déjala en ebullición 15 minutos más. Consérvala en el refrigerador.

Bebe un vaso en ayunas al día y mantendrás tu organismo libre de toxinas.

Debido a los compuestos activos que tiene la parte carnosa del núcleo y las hojas de la alcachofa (cinarina, luteolina, apigenina, estigmasterol y beta-sitosterol), este agua permite incrementar el flujo de bilis, ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre y con ello, colaborar en la disminución de los riesgos de contraer la diabetes.

También fortalece el sistema inmunológico mucho más fortalecido y es muy útil para expulsar toxinas del organismo y obtener una piel mucho más clara.

3. Jugo de alcachofas. Como ya hemos visto, esta valiosa verdura aumenta el metabolismo, favorece la eliminación de grasas y además mejora el funcionamiento hepático.

El jugo es excelente para acompañar una dieta y ejercicio físico para bajar de peso.

Fuentes: VitonicaeHow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba