Como pasar unas vacaciones ecológicas

vacaciones ecologicas

La preocupación por el medio ambiente y la naturaleza ha llevado a la aparición de diversos productos para satisfacer las conciencias más verdes, como los alimentos bio, los coches híbridos, como el que conduce la actriz Cameron Díaz, o la ropa eco-friendly. Por eso no es de extrañar que haya surgido una nueva forma de viajar: el ecoturismo, que combina diseño y arquitectura en un marco rural y con el compromiso firme de respeto al medio ambiente; así como una amplia oferta de actividades orientadas a conectar con la naturaleza para sentirse como una auténtica green-celebrity.

Alimentar a los animales, colaborar en el huerto, hacer cicloturismo, comprar productos ecológicos… Empiezan a ser una opcion para los vacionistas los alojamientos certificados como ‘verdes’ los que proponen estas y muchas otras sanas actividades para aquellos que quieran disfrutar de unas muy saludables vacaciones en plena naturaleza. Son casas de campo, pequeños hoteles, campings e incluso mansiones, teniendo en cuenta su aportación al desarrollo sostenible.

En muchos de estos alojamientos los alojados pueden colaborar en las tareas agrícolas o ganaderas de la finca, como alimentar a los animales, trabajar en la huerta, elaborar alimentos frescos y naturales, como el queso, con la leche recién ordeñada y los huevos de los gallinas, aprender técnicas tradicionales con la lana de las ovejas o el mimbre… Una forma de vida muy distinta a la de las ciudades y que renuevan cuerpo y mente.

En estos tiempos de crisis, nada mejor que disfrutar de unas vacaciones ecológicas y económicas, las más baratas y medioambientalmente más sostenibles.

El primer consejo es buscarlas cerca de casa. Cuanto más próximo esté sea el lugar que piensas visitar, menos consumo energético haremos y mejor nos sentiremos. Un pueblo, es el mejor sitio. Para muchos, el lugar perfecto donde reencontrarnos con nuestras raíces y con la naturaleza. Tras un año de frenética actividad urbana no se me ocurre nada más plácido que desconectarme del mundanal ruido y darme el placer de largas caminatas, lecturas, charlas, comidas saludables y siestas interminables.

También los más aventureros tienen un mundo cercano por disfrutar. Practicando algo como el senderismo o la bicicletear, el turismo rural, los programas de voluntariado ambiental e incluso de ese turismo activo tan lleno de sorpresas.

Sólo un consejo. Huyamos de los “fast travel”, ofertas imposibles como visitar 10 ciudades en seis días, persiguiendo el paraguas enhiesto de un guía que sólo sabe meternos prisa, chupando kilómetros de autobús y, lo que quizá todavía es peor, descansando en hoteles insulsos de comida estándar. Eso no es viajar. Eso es ir a ver postales. ¿No te parece un horror?

Viajar es descubrir sin prisa paisajes y paisanajes. Sentarse junto a un viejo campesino a la orilla del río y escuchar el relato sencillo de algún paisano sobre cómo se vive allí. Conocerlo, sentirlo y brindar por ese nuevo amigo del alma que, seguramente, no volveremos a ver nunca más pero que tanto nos habrá impresionado, del que tanto habremos aprendido. Recuerda: a la vuelta de un viaje, lo más imperecedero es la gente a la que conociste. Seguro que alguno de ustedes nunca olvidará uno de esos viajes especiales.

Por: María Perea

1 comentario en “Como pasar unas vacaciones ecológicas”

  1. Pingback: 7 consejos para salir de vacaciones con mascotas | Noticias de ecologia y medio ambiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba