Convivir con perros desde pequeños reduce el riesgo de padecer asma

001dog-licks-baby

Los niños que crecen con perros tienen menos riesgo de padecer asma a lo largo de su vida. Tras revisar datos médicos y de forma de vida de más de un millón de niños, un equipo de investigadores suecos ha constatado que entre los niños que conviven con perros desde pequeños hay aproximadamente un 15% menos casos de asma.

El efecto protector de los perros actúa desde los primeros meses de vida. En los últimos años se han publicado varios estudios que muestran que la microbiota -el conjunto de microorganismos que viven en el cuerpo humano- de los dueños de perros es distinta y más variada que la del resto de las personas. Y vista la relevancia que la composición de esa microbiota tiene para la salud y para el sistema inmunitario, cabe pensar -dicen los epidemiólogos- que el efecto protector de la convivencia con los canes tenga que ver precisamente con esos cambios que provocan en los microbios de nuestro organismo.

 

Al fin descubren la principal causa del asma y su posible cura

 

Experimentos realizados con ratones han mostrado que, cuando se los expone al polvo de casas donde viven perros, cambia la comunidad de microbios del intestino de las crías de los roedores y se reduce la respuesta de su sistema inmunitario a los alérgenos habituales. La hipótesis que plantean algunos investigadores que trabajan en el tema es que los microbios presentes en el aparato digestivo de los perros podrían tener un efecto probiótico en nuestro cuerpo, fomentando el crecimiento de elementos positivos para nuestra flora bacteriana.

Fuente: Tech Insider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba