DEMOSTRADO: la polucion factor clave en enfermedades cardiovasculares

contaminacion-aire

La contaminación atmosférica es un nuevo factor de riesgo cardiovascular que favorece los ingresos hospitalarios por insuficiencia cardíaca. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado cientificos españoles. En él se afirma que los pacientes que ingresaron por insuficiencia cardíaca habían estado más expuestos a las partículas atmosféricas ultrafinas. El estudio publicado en el último número de Revista Española de Cardiología (REC), publicación oficial de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), señala que la contaminación atmosférica es un factor de riesgo cardiovascular emergente que cada vez debemos tener más en cuenta.

Las partículas atmosféricas ultrafinas suponen el 85% del total de partículas que conforman el aire ambiental y son las más peligrosas para la salud porque contienen una gran cantidad de carbono orgánico y porque su reducido tamaño hace que sean respirables. Estas partículas ultrafinas se encuentran en mayor proporción en los humos de los vehículos, en especial en los que funcionan con diesel, y en los que desprenden las industrias.

La investigación ha analizado la relación entre la exposición a estas partículas atmosféricas y los factores de riesgo cardiovascular de pacientes en los que fue necesario el ingreso hospitalario por insuficiencia cardíaca o síndrome coronario agudo (SCA). En total, participaron 3.229 pacientes a través de los que se dedujo un perfil tipo de cada una de estas dos patologías. El estudio destaca que los pacientes ingresados a causa de insuficiencia cardíaca mostraron mayor exposición de las partículas atmosféricas en aire ambiente, especialmente de partículas ultrafinas. “Éstas son las más patógenas de todas las partículas existentes en el aire ambiente y, por tanto, una mayor capacidad para atravesar los alveolos pulmonares, alcanzar la circulación sanguínea y dañar las arterias y el miocardio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado la contaminación como la decimotercera causa de muerte en todo el mundo, donde provoca cada año cerca de dos millones de fallecimientos, la mayoría debidos a enfermedades cardiovasculares.La polución atmosférica debe considerarse como un factor de riesgo cardiovascular emergente y modificable. Acciones destinadas a reducir la emisión de partículas ultrafinas a la atmósfera, mediante el uso de vehículos eléctricos o híbridos y controlar los humos que desprenden las industrias cerca de las ciudades, o informar a la población de los momentos en los que en las ciudades se está concentrando un nivel elevado de polucion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba