Ecosex: sexo ecológico

ecosex-diarioecologia.jpg

¿Sabías que la gran mayoría de los consoladores están fabricados con materiales tóxicos? ¿Eres consciente de la cantidad de energía eléctrica que podría ahorrar si se apagara la luz durante tus relaciones amorosas? ¿Has pensado alguna vez que una cena romántica puede elaborarse con alimentos ecológicos? Si la respuesta es negativa en los tres casos, quizás deberías seguir algunos de los consejos planteados por la periodista Begoña García en «Ecosex», un libro que ofrece pautas para gozar del sexo sin privaciones y, al mismo tiempo, sin daños colaterales para el medioambiente.

Consejos para tener sexo ecologicamente

Hay a quien le gustan los aromas fuertes y penetrantes, pero conviene no pasarse, ya que un buen olor corporal nunca estará de más para atraer al sexo opuesto. En este caso, la opción más aconsejable será tomar una buena ducha y enjabonar nuestros sobacos con geles ecológicos. Y cuidado con los perfumes tradicionales, muchos de los cuales «pueden provocar daños que afecten a la salud de un amante, como la pérdida de calidad del semen en el hombre o la alteración hormonal en la mujer».

Nuestro aspecto juega un papel fundamental para llamar la atención de quienes nos rodean, pero uno puede lucir palmito sin necesidad de adquirir prendas elaboradas con poliéster o cueros sintéticos. Se puede estar «ecoestupendo» con camisetas de algodón ecológico, pantalones de lino o camisas de seda.

Quizás haya en el mundo algún caso excepcional, pero el común de los mortales tiene que salir a la calle para encontrar a su pareja en las artes sexuales. Ya puestos a recorrer nuestros municipios, lo más respetuoso con el medioambiente será hacerlo en transporte público, pero el libro de García también propone alternativas como la bicicleta o los patines. No resulta muy práctico para salir de copas, pero al menos no perjudica la capa de ozono.

Poco importa si se trata de una pareja estable o de una primera cita, las cenas románticas nunca deberían realizarse con alimentos envasados. Lo más saludable, para el individuo y la naturaleza, será elaborar un sabroso menú a base de carne, pescado o verdura ecológica, priorizando siempre la adquisición de alimentos locales sobre aquellos importados de otros países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba