Huesos de aceituna contra el calentamiento global

El Hotel Barceló La Bobadilla en Loja (Granada) ha reducido en un año un 80 por ciento sus emisiones de Co2 utilizando los huesos de aceituna que recoge de su propio campo de olivos como fuente de energía para la calefacción y agua caliente.

Los gestores de este hotel de cinco estrellas, prevén que el uso de los huesos de aceituna les permitirá ahorrar en un plazo de diez años unos 500.000 euros, ya que esta energía es un 60 por ciento más barata que, por ejemplo, el gasóleo.

El método para obtener biocombustible a partir de los huesos de la aceituna se debe a un grupo de científicos de Jaén y Granada que al conocer que cada año se desechan tres millones de toneladas de carozos de aceitunas en España, decidieron investigar cómo transformar estos residuos en energía.

La combustión de biomasa emite dióxido de carbono, pero en una cantidad similar a la que se emite en su descomposición natural, por lo que el equilibrio de gases de la atmósfera no se altera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba