La moda ecologica, moda etica

ecothieves_sonja_den_elzen-124

Los tejidos amables con el entorno se convierten en el último grito de la moda. Este estilo, conocido como moda que respeta al medio ambiente, se rige por el concepto de fabricar accesorios y atuendos de forma natural, respetando la naturaleza y los derechos humanos de sus productores. También se benefi cia el consumidor, pues las fi bras naturales que no han sido tratadas con productos químicos difícilmente pueden producir irritaciones o alergias en la piel. Aquí la imaginación no tiene límites. Piezas creadas en algodón, lana y poliéster orgánico reciclable o en sedas elaboradas a base de maíz y bambú. Lo último son las telas sintéticas hechas de materiales reutilizados, como botellas plásticas. Este concepto, que tuvo sus años de apogeo en la década de los setenta, cuando el estilo hippy marcaba tendencias, vuelve a imponerse en las mejores tiendas del país.

Alpaca y marfil vegetal de Sudámerica, algodón y lana biológicos: la moda «ética» o «ecológica», antes la pariente pobre de los grandes salones de moda, gana cada vez más espacio en la multimillonaria industria de la moda, conquistando nuevos diseñadores y cliente.

Pese a la crisis, la «moda ética» o «ecológica», en el que muchos aspiran a ver una manera de promover el desarrollo sostenible y combatir el calentamiento del planeta, es una tendencia en aumento.

Es muy difícil competir con los productos no ecológicos, y sin demanda no hay oferta. Pero creo que la moda ecológica forma parte de una tendencia irreversible en la industria del vestido, de un cambio de paradigma, en el que la sostenibilidad es un nuevo punto de referencia.

eco48166aedee990

Los consumidores quieren saber de dónde viene los productos, cómo son fabricados. Hay un aumento del consumo responsable. Y esto ha llevado a cambios en el comportamiento de multinacionales y en las normativas de trabajo, que se han vuelto más severas.

Las grandes multinacionales de la industria de la ropa, que han sido empujadas a cambiar, tras denuncias de su forma de actuar en países del tercer mundo, han empezado a usar tejidos ecológicos en sus colecciones.

En 2003, Nike y Levi’s® Eco empezarón a usar algodón orgánico en su ropa, y cadenas como la sueca H&M y la británica Topshop apuestan cada vez más por la moda ecológica, lanzando colecciones «éticas».

Se han creado también sellos internacionales como Ecolabel, Made in Green, Eko, Flo, Oeko-Tex, Naturtextil, que certifican que los procedimientos de fabricación se han efectuado bajo parámetros justos y sostenibles.

El reciclaje no es un fenómeno mayoritario, y falta mucho para que lo sea. Pero está en aumento. El algodón bio no basta. lo que tiene grandes posibilidades, es el reciclaje, en todos sus aspectos: reciclaje de fibras, reciclaje de botellas, y reciclaje de ropa ya confeccionada.

ecobaharshahpar1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba