La Universidad de Yale asegura haber encontrado las claves para ser felices

El afán del día a día, las preocupaciones y los problemas a veces nublan la mente y concentran toda la atención de las personas, sin permitirles pensar en la felicidad propia o en las cosas buenas que existen a su alrededor.

Por muchos años, los psicólogos y tantos otros expertos han procurado definir la felicidad y entregar las claves para alcanzarla. Se trata de una condición que, lejos de ser permanente, es subjetiva y relativa, lo que significa que cada ser humano es feliz por razones y en momentos distintos.

Y es por esta razón que no existe un único secreto o truco mágico para ser felices, pero sí existen una serie de actividades, prácticas y conductas que hacen que una persona disfrute más esta condición.

Evitar el pesimismo

Aunque parece una tarea difícil, en especial en momentos de incertidumbre o crisis, como los que ha enfrentado el mundo recientemente, tratar de ver la vida desde una perspectiva positiva es una de las principales recomendaciones de los expertos.

Más allá de no darle lugar a las emociones negativas, el consejo apunta a tener una actitud optimista para resolver los retos y enfrentar las adversidades. Según el Instituto Europeo de Psicología Positiva (IEPP), esta actitud es beneficiosa para la salud física y emocional, ya que alienta a lograr los objetivos y estar más satisfechos con la vida.

La resiliencia, definida por el Instituto Español de la Resiliencia como “la capacidad de afrontar la adversidad creando los recursos psicológicos para salir fortalecidos y alcanzar un estado de excelencia profesional y personal”, es una herramienta para ser más optimistas.

Practicar algún deporte

Si en algo coinciden los expertos es en que la actividad física es esencial para reducir el estrés, aumentar los niveles de energía y liberar endorfinas, que en conjunto mejorar el estado anímico. Incluso, algunos estudios demuestran que hacer mínimo 30 minutos de ejercicio diario puede disminuir los síntomas de la depresión.

Tenga en cuenta que hoy en día existen distintos deportes que se pueden practicar, no necesariamente deben ser de alto rendimiento, hay opciones como el yoga.

Perseguir los sueños y objetivos de vida

Tener algo por lo que levantarse de la cama cada día es uno de los primeros pasos para acercarse a la felicidad, según afirman los expertos, ya que es esto lo que da sentido a la vida. No es obligatorio que sean metas ambiciosas, pueden ser proyectos personales, como hacer voluntariado en una fundación, o financieros, tales como comprar casa propia.

Lo importante es establecer objetivos realistas y a corto plazo para poder avanzar con calma en ellos y evitar la frustración si los planes no resultan.

Es crucial, además, intentar no procrastinar. La Real Academia Española define esta actividad como la acción de diferir o aplazar; otras definiciones la relacionan también con evadir una responsabilidad, ya que se realizan otras actividades que resultan más placenteras o irrelevantes en lugar de las tareas y responsabilidades. Un hábito que puede alejar a las personas de sus metas si no se controla.

Agradecer y vivir el presente

Por el ritmo acelerado del día a día, en ocasiones las personas no ven las cosas buenas por las cuales pueden estar agradecidos. Es por ello que los expertos recomiendan enviar mensajes o hacer notas de agradecimiento, como un ejercicio para ser consciente de lo maravilloso de sus vidas. Asimismo, se recomienda pasar tiempo con la familia y los amigos, ya que con esto se puede rodear de energía positiva y disfrutar un buen momento.

Por otra parte, un estudio de Yale, demostró que perseguir la felicidad puede provocar todo lo contrario y generar angustia o ansiedad. Lo anterior debido a que la frustración por ser felices a toda cosa, hace que las personas no valoren sus resultados y no vivan el presente.

Fuente: Yale University

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba