Químicos sintéticos ponen en peligro salud humana y de ecosistemas

La producción a gran escala de químicos sintéticos en un mundo rápidamente industrializado ha tenido un impacto negativo en la salud humana, al mismo tiempo que perturba el equilibrio de los ecosistemas en muchas partes del mundo. Vivimos en un mundo en el que los químicos fabricados por el hombre se han vuelto parte de la vida diaria. Está claro que algunos de estos contaminantes químicos pueden afectar el sistema (hormonal) endócrino y algunos de ellos también podrían interferir en los procesos de desarrollo de las especies humana y animales.

Ell uso de químicos sintéticos, como los peticidas, los plásticos, los aditivos y los metales pesados, ha aumentado dentro de los hogares y los lugares industriales y sus residuos a menudo contaminan el agua o la cadena alimenticia.

  Los químicos de trastorno hormonal normalmente entran en el ambiente mediante las descargas industriales y urbanas, escurrimientos agrícolas y la quema de desperdicios.

Sustancias químicas sintéticas que perturban la función endocrina podrían repercutir en la salud y provocar enfermedades diversas, entre ellas cáncer, reveló un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según el informe la absorción de diversos químicos sintéticos por el organismo humano está cada vez más relacionada con el aumento de enfermedades y desórdenes del sistema endocrino.

Los químicos capaces de trastornar el sistema endocrino, del que dependen funciones como metabolismo, crecimiento, sueño y humor, se pueden encontrar en pesticidas, componentes electrónicos, productos de aseo personal, así como en los alimentos en forma de aditivos o contaminantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba